FOTO Y TEXTO: MACELA PERALES
15 de enero de 2015 / 05:06 p.m.

García.- Dos grados centígrados abren la posibilidad de faltar a clases, pero no para Tadeo Mata Alonso, cuya última dificultad que enfrenta es la temperatura.

Tiene 10 años y padece parálisis cerebral infantil, cursa el 4° grado de la primaria Hildebrando Garza Sepúlveda, en el municipio de García, donde día a día lucha por sus aspiraciones.

"Me gusta porque aquí puedo aprender para el día de mañana ser alguien… quiero ser director técnico de un equipo de futbol", dice Tadeo sentado en su pupitre.

Tadeo no está solo, en su andar lo acompaña su hermano menor, Paco, quién lo ayuda por encima de su discapacidad visual.

"Yo a veces le ayudo en la salida con la mochila, así pero el esta discapacitado, por eso necesita el andador para transportarse,  soy su hermano, lo tengo que cuidar".

Para Paco, Tadeo, es intocable.

"Si le dicen algo a mi hermano, se meten conmigo", dijo su hermano.

"Aquí es tratado igual que los demás, no hacemos diferencias,  por eso el niño ha avanzado, yo creo que al mil", señaló una de las maestras.

Además al salir de la escuela, Tadeo y Paco cuidan de su hermana, la más pequeña, Katia de cinco años.

Ambos promedian entre 8 y 8.5, sin duda, un ejemplo de vida.