6 de febrero de 2014 / 02:32 a.m.

Monterrey.- El titular del departamento de comunicación del Instituto Mexicano del Seguro Social, Juan Francisco Salazar, declaró que el estado de salud del aficionado Tigre que fue agredido el pasado sábado es estable.

Cruz Alvizo Domínguez fue operado ayer por la tarde en el Hospital de Zona número 21, debido a que presentaba facturas de maxilar y nariz.

"Los doctores nos reportan que el joven está bien… Es muy probable que en las próximas horas salga del hospital para que siga su recuperación en casa", declaró el funcionario.

Cruz Alvizo está "hinchado de sus pómulos debido a la cirugía y de los golpes, ya que la operación duró casi tres horas".

Al parecer, no quedarán huellas de la intervención quirúrgica en el rostro de este hincha. Sin embargo se espera que su recuperación pudiera ser de un mes.

Francisco Salazar mencionó además que el paciente platica y tolera los alimentos.

REDACCIÓN