2 de junio de 2014 / 02:52 p.m.

Monterrey.- El impacto de las redes sociales y su uso no sólo ha transformado la vida de parejas y familias, sino que incluso ha encendido los focos de alerta y a afectado a propios funcionarios públicos, quienes han sido víctimas de cuentas falsas que roban su identidad.

El más reciente de los casos alertó al propio secretario de Finanzas de Nuevo León, Rodolfo Gómez Acosta, quien interpuso una denuncia formal contra quien resulte responsable tras crearse una cuenta de Facebook falsa, utilizando fotografías del funcionario en eventos oficiales.

La alerta se encendió después de que un grupo de personas acudieran a su oficina asegurando que a través de mensajes de inbox, el Tesorero los había citado, lo cual era falso, ya que incluso el funcionario se encontraba fuera del estado en reuniones de trabajo. Tras la denuncia, la cuenta aparentemente ya no ha sido utilizada tras ser creada en abril del 2010.

Aunque parezca ser algo inofensivo, el crear falsas cuentas con la identidad de otra persona ahora es castigado por la ley. Este desplegado se encuentra en el artículo 444 del Código Penal del Estado de Nuevo León:

"Comete el delito de suplantación de identidad quien se atribuya por cualquier medio la identidad de otra persona, u otorgue su consentimiento para llevar la suplantación de su identidad, produciendo con ello un daño moral o patrimonial u obteniendo un lucro o un provecho indebido. Este delito se sancionará con prisión de tres a ocho años y con multas de mil a dos mil cuotas", indica la ley estatal. 

 

Otro funcionario que sufrió un caso similar, fue el propio procurador de Justicia de Nuevo León, Adrián de la Garza Santos, después de que se creara una cuenta de Facebook falsa en el 2011.

En esa ocasión, el titular de la Procuraduría de inmediato dio aviso a los administradores del Facebook para evitar más publicaciones en dicha red social.

En la actualidad fue dada de alta una página oficial de seguidores en la misma red social, la cual es administrada por el propio Adrián de la Garza. 

YADITH VALDEZ