ORLANDO MALDONADO RODRÍGUEZ
25 de febrero de 2016 / 06:28 a.m.

Monterrey.- Ante la polémica salida de Rogelio Benavides Pintos de la Subsecretaría de Administración por presuntos actos de corrupción, dicha dependencia parece haber tenido un premio, ya que ahora, según con la reestructura de la Ley Orgánica, pasará a ser una secretaría.

Mientras tanto, la Oficina Ejecutiva del Gobernador, que era encabezada por Miguel Treviño de Hoyos, desaparecerá.

Lo anterior se dio a conocer luego de que Fernando Elizondo, coordinador ejecutivo, y Manuel González, secretario general de Gobierno, se reunieran en Palacio de Gobierno de manera privada con los coordinadores del Congreso local.

Marco González, coordinador del PRI, detalló que, según lo informado por los funcionarios estatales, la idea es que la nueva Secretaría de Administración cuente con cuatro direcciones e implique separarse de la Tesorería Estatal.

“En el tema de compras, de la Subsecretaría de Administración se crea la Secretaría de Administración, prácticamente quieren sacar esa área de la Tesorería, quieren concentrar todo lo que sea adquisiciones, recursos humanos, informática y patrimonio en esta Secretaría de Administración que va a haber, que prácticamente sería nada más el secretario y cuatro direcciones generales”, dijo.

Respecto a la desaparición de la Oficina Ejecutiva, explicó que el Estado pretende dividir sus funciones y una parte pasarla a la Secretaría General del Gobierno, y la otra a la Coordinación Ejecutiva.

“También quieren desaparecer las funciones de la Oficina Ejecutiva, esas funciones pasarían, parte a la Secretaría General de Gobierno, y parte a la Coordinación Ejecutiva”, refirió el priista.

En ambas dependencias que actualmente se encuentran acéfalas, destacó, no les dieron adelanto de quiénes entrarían a suplir las ausencias.

Añadió que se crearían dos súper secretarías. La primera sería que la Secretaría del Trabajo pasaría a ser una subsecretaría y sería integrada a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), mientras tanto, la Secretaría de Obras Públicas cambiará de nombre por la de Secretaría de Infraestructura.

“La Secretaría del Trabajo la mandan a la Secretaría de Desarrollo Económico y la Secretaría de Obras Públicas le cambian de nombre a la Secretaría de Infraestructura”, apuntó.

González destacó que así tal cual les presentaron la propuesta sí la apoyarían y esperan que el día de mañana, posterior al anuncio oficial, el Estado les mande el proyecto para su estudio y aprobación para más tardar el 16 de marzo.

Por su parte, Arturo Salinas, coordinador de la bancada del PAN, comentó que el Estado les aseguró un ahorro de 500 millones de pesos y un recorte de 800 personas con la reestructura de la Ley Orgánica.

Ya por último, Fernando Elizondo y Manuel González brindaron atención a medios, pero fueron muy limitados en la información bajo el argumento de que este jueves a las 11:00 el gobernador presentaría ante los medios todos los pormenores de los cambios al aparato gubernamental.

González apuntó que con esto esperan generar ahorros entre un 20 y 25 por ciento, mientras tanto prevén entre un 25 y 30 por ciento en el recorte del personal.

“Quisiéramos mañana hacerlo público, por eso convocamos a un evento mañana y no quisiéramos que fuera noticia de hoy lo que está planeado hacer público mañana”, concluyó.

Según Fernando Elizondo, este jueves acudirán presidentes municipales, diputados, delegados federales, empresarios, académicos, consejeros ciudadanos y público en general.