3 de septiembre de 2014 / 12:30 a.m.

Monterrey.- El paso de automovilistas fue obstruida sobre la avenida Penitenciaría en sentido de oriente a poniente por un grupo de mujeres que con carteles mostraron su inconformidad con las nuevas medidas de restricción de introducir alimentos a los reos del Penal del Topo Chico.

Por más de 40 minutos cerca de 20 mujeres formaron una valla a las afueras del penal gritando "Gregoria Ratera", refiriéndose a la directora del centro penitenciario. Los familiares de los internos mencionaron estar inconformes por el aumento de precios de los productos dentro de las instalaciones.

Casi una hora después fueron recibidas con las autoridades del penal.

La mañana de este martes iniciaron con la modificación, donde todos los servicios de venta de productos serán concesionados en el interior de los penales de Nuevo León.

INFORMACIÓN DE DANIELA MENDOZA