EDUARDO MENDIETA
28 de febrero de 2016 / 06:54 p.m.

Monterrey.- Con un padrón irregular y manipulado y acarreos de militantes en camiones, el ex alcalde de San Nicolás, Miguel Ángel García Domínguez, reapareció como el nuevo dirigente municipal del PAN regio.

El ex secretario de Desarrollo Humano en la gestión de Fernando Larrazabal se impuso con mil 397 votos contra los mil 279 de Jorge Luis Hinojosa y los 143 de David Puente Rodríguez.

Flanqueado y acompañado de Elizabeth Rosas e Irasema Arreaga, ex regidoras del ayuntamiento que encabezó Margarita Arellanes, el nuevo líder albiazul de Monterrey prometió depurar el padrón panista del cual reconoció está “inflado”, sin embargo, de este mismo él fue elegido.

A García Domínguez se le tomó protesta al cargo este mismo domingo en Cintermex, y reemplaza en el cargo a Iván Garza Téllez, ex candidato del PAN a la alcaldía de Monterrey, al cual arremetió por un resultado desastroso en las pasadas elecciones.

“El PAN está inmerso ante el escenario adverso en las anteriores elecciones con un resultado, el más desastroso, por parte de Iván Garza, como presidente del partido y como candidato a alcalde.

“(…) Lo primero que hay que hacer es depurar el padrón, hay que hacer una 'limpia' en la casa; el padrón sí está inflado: son nueve mil panistas que están dados de alta, de los cuales tres mil o casi cuatro mil no tienen ninguna actividad, de los cuales restan cinco mil y de los cuales votaron tres mil, es un padrón manipulado y un PAN secuestrado por la dirección que encabezaba Iván Garza y Pepe Serrano”, señaló.

García Domínguez consideró que fue parte de una campaña de difamación por parte de Sergio Gil, dueño del casino Red, luego de ser involucrado en el videoescándalo que involucró al hermano del entonces alcalde Fernando Larrazabal.

“Fui víctima de una campaña difamatoria y cómo es posible que le crean a un bandido que se robó dinero en la venta del Mercado Colón distribuyendo dinero en efectivo a una persona que nada tuvo que ver, que estuvo en una fotografía que no decía nada, fui investigado y fui absuelto de toda responsabilidad”, apuntó.

Por su parte, Garza, dirigente saliente, informó que envió al Comité Directivo Estatal del partido una supuesta carta en donde se establece que la actual administración que encabeza el alcalde priista Adrián de la Garza estaba actuando en la compra de votos a favor del candidato Miguel Ángel.

“Como presidente, no voy a permitir la intromisión de otro partido, en este caso el PRI y el Gobierno Municipal actual, esto se había dado de que varias personas que son panistas y aún trabajan en el Gobierno Municipal había sido citadas para votar en un sentido en esta asamblea”, indicó.

Durante la contienda electoral, Puente Rodríguez cuestionó el padrón, ya que presumió está "inflado", pero solicitó la depuración del mismo.