2 de enero de 2015 / 02:26 p.m.

Monterrey.- El último gasolinazo de este año ocasionó que el 31 miles de personas abarrotaran los centros de despacho de la zona metropolitana buscando llenar los tanques de sus automóviles antes del alza del precio del combustible, sin embargo los trabajadores de estos lugares no pueden decir que el beneficio ha llegado a sus bolsillos.

En un recorrido realizado por las gasolineras de la ciudad, se entrevistó a despachadores de gasolina, quienes aseguraron que se vieron beneficiados con el incremento al salario mínimo, sin embargo es un aumento mínimo.

Su salario sólo pasó de 86 pesos a 90, lo que significa un incremento del 4 por ciento, mientras en comparación, la gasolina tuvo un incremento de entre 9.7 por ciento y 11.6 por ciento, dependiendo del tipo de combustible.dependiendo del tipo de combustible.

Gerardo, despachador de un punto de venta de gasolina al sur de la ciudad, explicó que sí verán un aumento en sus sueldos, aunque muy pequeño.

¿No salen ustedes beneficiados por el aumento de la gasolina?

"Es lo bueno, si vendemos poco o mucho seguimos ganando lo mismo. Sí sube el sueldo pero muy poco, con el aumento que anunciaron, pero creo que no son más de 5 pesos y no es como que ayude mucho", explicó el despachador.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), previo a las modificaciones a los salarios mínimos, un despachador de gasolina tenía un sueldo de 86.84 pesos. A partir de la publicación en el Diario Oficial de la Federación de dichas modificaciones, su sueldo pasó a 90.50 pesos, lo que significa un aumento de 3.66 pesos o bien del 4 por ciento.

Cabe señalar que esta profesión está incluida en la publicación del Diario Oficial de la Federación, en donde se describe al "gasolinero", como la persona que "atienda al público en una gasolinera. Inicia su turno recibiendo por inventario los artículos que se expanden. Suministra gasolina, aceites, aditivos y otros artículos; cobra por ellos y al finalizar su turno entrega por inventario aquellos artículos que no se expandieron, así como el importa de las ventas".

Gerardo tiene un turno de 12 horas, trabajó el pasado 31 de diciembre y el 1 de enero. Aseguró que su sueldo no ha mejorado en el tiempo que tiene trabajando como despachador en diferentes gasolineras de la región.

"Pero dentro de lo que cabe sí es un buen lugar de trabajo, pero claro que no estaría mal que nos pagaran un poquito más", admitió.

FOTO: Especial

DANIELA GARCÍA