GIOVANNA ROJAS
22 de agosto de 2016 / 07:51 a.m.

MONTERREY.- Un padre de familia gasta entre 3 mil 600 y 7 mil 400 pesos por cada alumno de escuelas públicas primarias y secundarias en este regreso a clases, refirió un sondeo realizado por MILENIO Monterrey.

Los gastos más importantes fueron las cuotas escolares y los útiles, los cuales sin contar la mochila, rondaban entre los 600 a 2 mil 900 pesos.

En uniformes, los precios varían entre 400 a 550 pesos por conjunto, pero si le sumamos que se utilizan dos uniformes: el formal o de gala y el deportivo, el gasto puede llegar hasta los mil pesos.

De la misma manera aplica en el calzado, el cual los papás refirieron erogar un promedio de 350 pesos, pero al necesitarse también zapato formal y además deportivo, el gasto quedó en 700 pesos.

Los precios de las mochilas varían entre los 250 a 600 pesos y hasta 900 del tipo de uso rudo.

Ya que en muchas familias tiene que trabajar tanto la mamá como el papá, se tienen que recurrir a contratar los servicios de un transporte escolar, el cual refirieron ronda en promedio los 550 pesos por mes, además de una anualidad o seguro de 800 pesos.

Por su parte, las cuotas voluntarias, las cuales padres de estudiantes de primarias y secundarias refirieron que las escuelas les cobran, van entre los 500 hasta los 1,300 por niño.

Pese a que no deberían ser cobradas, las escuelas ejercen presión de diferentes maneras para que los padres cumplan con las cuotas.

"Te piden la ficha de depósito de que sí pagaste para darte el salón en el que tocó tu niño y si no pagaste corres el riesgo que no le den salón y te digan que ya no hay cupo en la escuela", dijo el padre de un alumno de la Secundaria número 50 José Vasconcelos, en Monterrey, el cual prefirió permanecer anónimo por temor a represalias.

Si se calcula que cada alumno paga una cuota de 1,200 pesos, que cada salón tiene un aproximado de 30 estudiantes, y cada grado tiene un promedio de 3 salones por grado, esto quiere decir que la escuela recauda un aproximado de 108 mil pesos por grado escolar.

Para poder amortiguar los grandes gastos, los padres refirieron ahorrar desde 3 meses antes, acudir a casas de empeño, utilizar tarjetas de crédito y hasta doblar turnos en el trabajo.

En entrevista, el delegado estatal de la Profeco, Raymundo Rodríguez Diego, señaló que la principal recomendación para los padres al momento de hacer las compras escolares es que acudan a negocios legalmente establecidos, pues son donde ellos pueden tomar acciones, así como también se ampararen con un recibo.

Revisar bien los términos y condiciones de lo que están adquiriendo, si el producto tiene devolución, en qué forma y si hay un tiempo límite, es otro de los consejos.

"El llamado a los consumidores es que hagamos compras inteligentes, que aprovechen las herramientas que da la Profeco, con su laboratorio de calidad y publicaciones y que comparen precios", dijo.