11 de noviembre de 2014 / 03:25 a.m.

Monterrey.- El ex General Ricardo César Niño Villanueva, quien fue ejecutado el pasado 1 de noviembre en Vallecillo, acostumbraba a moverse sin seguridad, de acuerdo a declaraciones que han hecho, por lo menos, cuatro policías de los que colaboraban con él en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Los servidores públicos tamaulipecos comparecieron como testigos dentro de la averiguación previa que integra la Procuraduría de Justicia de Nuevo León por el asesinato del ex militar.

Aunque, las autoridades manejan con hermetismo el caso, trascendió que los testigos coincidieron en que Niño Villanueva acostumbraba a, repentinamente, deslazarse a cualquier lugar sin el apoyo de los escoltas ni de las tres camionetas blindadas que le habían asignado.

Una fuente allegada a las investigaciones del deceso del ex militar y su esposa, Flora Pineda Orozco, aseguró que todavía falta recabar la versión de otros testigos que trabajan para las autoridades tamaulipecas.

Dijo que son, por lo menos, otros ocho elementos de la policía que colaboraban con Ricardo César Niño.

Agregó que realizarán los trámites para que comparezcan, sin protocolos oficiales, en la averiguación que se inició inmediatamente después de que trascendió el hallazgo de los cuerpos, los cuales se descubrieron en el transcurso del mediodía del pasado 2 de noviembre, en el mencionado municipio.

La versión de los testigos que han declarado se sumó a las evidencias que recabaron los elementos del grupo de homicidios de la Agencia Estatal y los peritos de la dirección de Criminalística y Servicios Periciales, quienes recolectaron más de 100 casquillos de la escena del crimen y aseguraron 240 mil pesos que el occiso llevaba en la cajuela del vehículo antiguo que tripulaba.

REDACCIÓN