MARCELA PERALES
4 de abril de 2017 / 07:48 a.m.

MONTERREY.- Los créditos milagro ofrecen solucionar la vida de una persona que ha quebrantado sus finanzas, pero lejos de solucionar el problema endeudan más a la víctima de este fraude y a veces a la familia completa si es que ésta se mantuvo unida.

Esto le pasó a Jorge, quien comparte su historia, quien solicitó un préstamo en una de las compañías con reporte de fraude.

"Obviamente no cuento con un historial crediticio para un banco, esta empresa se anuncia con facilidades muy rápidas para entregar el crédito. La rimera opción fueron 500 mil pesos, me pedían el 10 por ciento que son 50 mil pesos.

Yo no contaba con esa cantidad y busqué a una persona que me pudiera apoyar”

Jorge consiguió los 50 mil pesos que le pedían para liberar su crédito de 500 mil. Pasaron tres meses y el dinero nunca llegó. Le ofrecieron resolverle si pagaba otros 40 mil pesos, pero ahora el crédito sería de casi 900 mil.

Todo fue un fraude y el problema se extendió con los amigos y con la familia.

"Ellos se sienten como que uno les vio la cara, y eso es mentira, uno les explica la situación que está pasando pero ellos quieren su dinero.

A los hijos uno trata de mantenerlos al margen pero se dan cuenta de la situación, la relación se va poniendo muy áspera entre la familia, uno llega irritado y molesto a la casa por esa situación porque trae problemáticas de todo esto, de los compromisos y arreglos y que el tiempo se va alargando y no hay respuesta favorable”.

Rolando Talamantes, especialista en finanzas personales, explica que en la mayoría de los casos, estas compañías ganan las denuncias en su contra, porque en sus contratos nunca se comprometen a dar el dinero solicitado.

"Ellos cobran por una gestoría de porcentaje, podremos hablar del 10 por ciento de la cantidad solicitada, ellos en un día pueden llevarse desde 50 mil hasta 500 mil pesos, en un mes son cientos de miles de pesos.

Ellos se respaldan porque en el contrato dice que ellos no te prestan el dinero, que ellos no tienen el dinero para prestar, una instancia financiera debe tener el capital o el fondo para hacerlo, pero tu llegas con ellos pensando que ellos son los que te van a prestar”

Rolando Talamantes, Coaching en finanzas señala que estas gestoras de crédito suelen ganar los juicios porque sus contratos son a favor de ellos, pero las personas no los leen antes de firmar.

"Generalmente es gente que no lee y sabemos que es un problema general, no lee contratos, las opciones, ve el resultado en corto plazo"

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros en Nuevo León, recibe un aproximado de 10 quejas semanales. Los fraudes van desde los 50 hasta los 250 mil pesos.

Sin embargo, la dependencia no puede actuar porque estas empresas no están constituidas como financieras.