20 de febrero de 2014 / 03:47 p.m.

Monterrey.- Acompañada de su familia, llena de regalos, abrazos y besos, Amparo Rábago Múzquiz festejó sus 108 años de vida.

Sintiéndose satisfecha con todo lo que la vida le ha brindado a lo largo de este centenar de años, Amparito agradeció celebrar este aniversario con mucha salud. 

Comentó que se siente afortunada por cumplir y celebrar un año más de vida en compañía de toda su familia, hasta su tataranieta. 

De lo feliz que se sentía Amparito recitó una de las poesías que más le gusta. 

En el festejo no podría faltar el delicioso pastel con su respectiva velita de 108 años y globos de helio para animar más la reunión.  

Denisse Mesta