ORLANDO MALDONADO RODRÍGUEZ
4 de mayo de 2016 / 07:49 p.m.

Monterrey.- Al adelantar que Donald Trump será quien gane las elecciones en los Estados Unidos, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, se comparó con el virtual candidato republicano al considerar que está aprovechando el enojo de la gente, como él lo hizo en su campaña.

El mandatario estatal reconoció que Trump no es del agrado de los mexicanos, por lo que afirmó que la similitud principal entre ambos es que la ciudadanía los califique como "locos", al ser incrédulos de tener la capacidad para poder gobernar.

"Yo hice una apuesta y se la hice a don Fernando Turner, y le dije que va a ganar Trump, a muchos de ustedes no les gusta esto, pero es una realidad.

"¿Qué está haciendo Trump? Está aprovechando el enojo, todo mundo dice que está loco, así decían de mí, todo mundo dice: '¿Cómo Jaime va a gobernar? No tiene partido, no tiene estructura, no tiene un plan, no tiene un proyecto', todo eso decían de mí, ¿se acuerdan?", dijo a empresarios nacionales e internacionales en el foro del IMEF en Cintermex.

Acto seguido, aseguro que él no es simpatizante de Donald Trump y no votaría por él si fuera estadunidense.

Más tarde, en una firma de convenio en materia de Educación en Arteaga, Coahuila, el mandatario neoleonés fue abordado por la prensa y reiteró que el triunfo de Donald Trump era inminente por los motivos antes expuestos.

"Así decían de Nuevo León cuando yo empecé, lo mismo dicen de Trump en Estados Unidos y Trump va a ganar aunque no queramos nosotros.

"Hoy los ciudadanos están hartos de muchas cosas, están hartos de los partidos políticos, están hartos de los medios de comunicación, están hartos de la burocracia y están hartos de la corrupción", insistió en el estado vecino.

"No quieren a un presidente independiente"

El gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que hay quienes no quieren a un Presidente de la República independiente, y es por ello que ciertas figuras públicas a nivel nacional tienen que criticar su persona, por lo que, dijo, ha logrado en Nuevo León sin partidos políticos.

Abordado en Arteaga, Coahuila, el mandatario estatal insistió que se lanzaría por la Presidencia de la República siempre y cuando haga las cosas bien en Nuevo León.

"Hay quienes no les gustaría que hubiera un presidente independiente y tienen que hablar mal de mí, obviamente.

"Si yo resuelvo los problemas de Nuevo León, en dos años me voy a postular para candidato a la Presidencia; si no lo resuelvo ni los de Nuevo León van a votar por mí", subrayó.