ORLANDO MALDONADO RODRÍGUEZ
9 de marzo de 2016 / 06:35 p.m.

Monterrey.- Al calificar como un error que no le hayan avisado con anterioridad, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, aseguró no saber nada de la detención por deudas que el procurador tenía con casinos de Estados Unidos.

Ante tal situación, el mandatario estatal adelantó que se reunirá con Roberto Flores para que le dé una explicación y tomar decisiones al respecto, sin descartar separarlo de sus funciones. Por lo tanto, pidió no predisponer nada hasta no saber el contexto de las cosas.

"Es un error que no me haya comentado eso y lo voy a hablar con él, no tuve yo conocimiento, pero finalmente tendré una plática con él para ver cuál es la situación y yo tomaré decisiones en ese sentido.

"Evidentemente éste es un tema que no debió haber sido así, no estoy contento con eso y tomaré decisiones", explicó.

¿Esa decisión puede ser la destitución?

"No predispongamos, tengo que ver las cosas con realidad y objetividad", respondió.

Al ser cuestionado sobre si la reunión será para castigarlo o regañarlo, el mandatario comentó que todos los funcionarios tienen que informarle sobre su presente y su pasado.

"Sea bueno o sea malo (su pasado) no debemos permitir que haya polémica, que no haya distracciones en el Gobierno para que seamos claros.

"Yo no protegeré, no solaparé a nadie que tenga algún delito, pero también si no es delito, tengo que decírselos a ustedes y a la sociedad", refirió.

Ante la aprobación del Congreso de citar al procurador
para que comparezca por no haber informado tampoco a los legisladores de su detención en Estados Unidos, el gobernador adelantó que deberá ir a aclararles la situación.

Pese a todo, Rodríguez Calderón aseguró estar satisfecho por los resultados que ha arrojado la Procuraduría en cuanto a detenciones y decomisos.

Dado el ocultamiento de información por parte del procurador, Jaime Rodríguez apuntó que el próximo fin de semana hará una reunión de trabajo con su Gabinete para conminarlos a ya no permitir más actos de nepotismo en sus dependencias y hablar con claridad sobre irregularidades que hayan cometido en el pasado.

"Tenemos que dar transparencia para ser ejemplo de las cosas. No puedo ser ingrato, hay mucha gente que es familiar de funcionarios en el Gobierno que ya estaban en el Gobierno, pero sí está mal que yo contrate a mi hijo, sí está mal que yo contrate a mi esposa.

“Voy a convocar a una reunión el fin de semana con todo el equipo para que tengamos (certeza de sus antecedentes), puede haber errores en la vida de alguien que haya cubierto o cumplido, y bueno, pues eso es algo que nosotros tenemos que verlo”, concluyó.