ZYNTIA VANEGAS
25 de enero de 2017 / 06:22 p.m.

MONTERREY.- Pese a los señalamientos en contra, el gobernador Jaime Rodríguez justificó la contratación del Desapcho Canales Dávila, cuyo socio es un sobrino de Ernesto Canales, para renegociar el convenio con Kia.

El mandatario aseguró que no se actúa al margen de la ley, ya que el Canales Santos no forma parte de la Secretaría de Economía, instancia que según se dio a conocer el pasado martes, presentó una solicitud a la Tesoreria Estatal para que el desapacho de abogados del cual forma parte el sobrino del funcionario se contratara de manera directa y no mediante una licitación.

Este miércoles, funcionarios de la Secretaría de Economía dejaron plantados a los diputados locales que indagan un posible conflicto de interés en este caso.