11 de mayo de 2014 / 11:32 p.m.

Monterrey.- El gobierno del Estado exigirá a los transportistas y la concesionaria Servicio de Transporte Tecno-ecológico, que las unidades de la Ecovía sean seguras para los usuarios, aseguró el secretario de Desarrollo Sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno.

 

Aseguró que no habrá tolerancia a la fallas como las presentadas el pasado jueves, en que los tubos pasamanos se desprendieron y siete usuarios resultaron lesionados.

 

"Ecovía pretende ser un sistema que sea seguro al exterior, pero también al interior, no puede haber una tolerancia a estos problemas que existiendo al interior de las unidades.

 

"Tienen que ser unidades resistentes que privilegien la seguridad del pasajero y aunque bien es cierto que todos los usuarios de Ecovía tienen un seguro de viajero y pueden ser atendidos el clínicas privadas, la idea es no utilizar un seguro de estos", declaró.

 

Luego de ese incidente, de que dejó varios usuarios con lesiones menores tras un recorrido en Ecovía, se pudo constatar que algunas piezas son de plástico; sin embargo el funcionario afirmó que aún ese material es resistente.

 

"Sí, bueno los plásticos pueden ser resistentes, hay muchas piezas que son resistentes que son de plástico, aquí se está haciendo la revisión completa; las junturas, la forma en que está ligada al chasis y la estructura está siendo revisada por expertos", afirmó.

 

Gutiérrez Moreno señaló que este domingo terminó una inspección que se hizo a las 40 unidades que actualmente dan servicio en la Ecovía y en unos días estaría terminado el reforzamiento de las mismas.

 

El funcionario dijo además, desconocer porqué en otros tipos de transporte como las unidades de transporte urbano, nunca se han presentado ese tipo de accidentes, pero se buscará que no se vuelva repetir.

 

Además se prevén sanciones para la empresa concesionaria, Servicio de Transporte Tecno-ecológico por ese tipo de irregularidades, aunque no reveló el monto de la sanción, ya que el peritaje para determinar la causa del desplome de los pasamanos continúa.

Guadalupe Sánchez