syndy garcía | MILENIO DIGITAL
26 de agosto de 2015 / 08:08 a.m.

Monterrey.- El gobierno de Nuevo León ha perdido en apuestas, así lo consideró Gabriel Guajardo, director de Crayon Gaming, una empresa dedicada a la creación, desarrollo e implementación de software para casinos.

En entrevista el especialista aseguró que las autoridades estatales han dejado ir ingresos debido a la falta de instrumentos para recaudar el impuesto por premios.

Aunque a los jugadores se les debería retener un seis por ciento de sus premios ganados, afirmó, los dueños de los casinos entregan sólo cuentas a su criterio a las arcas estatales.

Según la Ley de Hacienda del Estado, en base al artículo 116, el impuesto deberá ser retenido por las personas que paguen los premios y enterar a la Secretaría de Finanzas y Tesorería del Estado.

Sin embargo, Guajardo indicó que en la práctica no se reporta a las autoridades estatales el monto exacto del impuesto que se debería retener.

"Esto es pura letra muerta todo esto, están incumpliendo tanto los casinos en pagar impuestos sobre sus utilidades y en retener el impuesto sobre premios obtenidos.

"Actualmente no lo están cobrando, o si acaso lo están cobrando, no existe una base con la cuál estén calculando cuánto es el crédito fiscal que tiene que pagar el casino por los créditos que ha pagado, no hay manera, porque nadie tiene acceso a eso".

El también abogado señaló que es necesario un control desde la Federación y el Estado para amortiguar las pérdidas que han experimentado en las arcas del Gobierno.

En cálculos estimados, el director de Crayon Gaming promedió que cada máquina de casino podría retener de impuestos a jugadores por premios diariamente 12.6 dólares.

Al llevar esto al panorama de Nuevo León, tomar en cuenta los 21 casinos que hay en la entidad (al 25 de julio de 2015) autorizados por la Secretaría de Gobernación, con un aproximado de 500 máquinas por centro de apuestas, la Tesorería del Estado podría recibir anualmente un estimado de 833 millones 801 mil 275 pesos en impuesto por premios de jugadores (con el valor del dólar en 17.26 pesos).

No obstante, el ingreso promediado por el especialista dista mucho de lo programado en la Ley de Ingresos de 2015 del gobierno de Nuevo León.

Mientras esperan sólo 42 millones 709 mil 307 pesos para 2015 por el gravamen de 6 por ciento de los premios de los jugadores, el promedio de ingreso a las arcas estatales podría ser de poco más de 19 veces el monto que recibe actualmente de implementarse nuevos estándares de recaudación.

Ante el panorama, como especialista, Guajardo junto a su empresa implementaron un software denominado Sistema de Administración de Casinos, el cual podría permitir al Gobierno entrante del gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, la posibilidad de aumentar los ingresos.

Actualmente el software se encuentra en un 80 por ciento de su diseño; sin embargo, el otro 20 por ciento dependerá de quienes lo implementen.

"Este software es tan poderoso que te va a permitir, si alguien no está pagando los impuestos, Hacienda desde acá corta y lo apaga".

De implementarse el nuevo esquema de administración, Nuevo León sería el primer estado donde se estandaricen operaciones. Asimismo, si se llegara autorizar un reglamento, los casineros no tendrían oportunidad de ampararse de acuerdo a la nueva Ley de Amparo.