ORLANDO MALDONADO / MILENIO DIGITAL
17 de diciembre de 2015 / 03:59 p.m.

Monterrey.- El Gobierno del Estado contempla utilizar parte de la deuda que les acaba de aprobar el Congreso local para el pago de liquidaciones de los trabajadores que van a recortar, informó Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León.

Aunque la aprobación de dicha deuda se dio en comisiones, el mandatario estatal argumentó que la idea es reducir el aparato gubernamental en un 12 por ciento, como ya lo había anunciado.

Dicho porcentaje, precisó, equivale al despido de unos mil 700 burócratas, para cuyas liquidaciones se necesitarían casi 400 millones de pesos.

"Vamos a tratar de hacer ajustes hacia el interior del Gobierno, yo les dije a ustedes que será en enero cuando empecemos, vamos a liquidar y vamos a usar un poco el tema de la deuda para liquidar a todos aquellos que ya no son necesarios en el Gobierno.

"Vamos a reducir el aparato de Gobierno y lo vamos a crecer en algunas otras áreas", dijo Rodríguez Calderón.

¿Se puede jurídicamente utilizar la deuda para el pago de liquidaciones, pues los diputados están cuestionando a los municipios que la deuda vaya al pago de aguinaldos y demás?

"Lo cuestionan, pero legalmente nosotros no pretendemos utilizar para eso (aguinaldos), yo dije que vamos a liquidar y al liquidar nosotros luego tendremos que gastar de otra parte, y luego tendremos que pedir financiamiento para utilizarlo en las cosas que tenemos previstas", respondió.

Este lunes, la Comisión de Hacienda del Congreso aprobó por unanimidad otorgar hasta el 4.7 por ciento de techo de endeudamiento al Gobierno del Estado y diversos municipios.

En el caso específico del Estado, se explicó que el techo podría ascender hasta un 7.7 por ciento de deuda, siempre y cuando el presupuesto general se vea reducido, en este sentido, del 4.7 por ciento, 2.7 se tiene establecido para certificados bursátiles que asciende a dos mil 150 millones de pesos y el otro dos por ciento está contemplado para el techo de endeudamiento, que equivale a mil 500 millones de pesos, lo cual da un total de tres mil 650 millones de pesos.

Lo anterior se da luego de que la Comisión de Hacienda rechazara este martes la solicitud de deuda del municipio de Monterrey por 200 millones de pesos.

Dichos recursos, afirmó Adrián de la Garza Santos, alcalde del municipio de Monterrey, iban a ser utilizados para el pago de jubilaciones y pensiones, mismos que vienen contemplados en el rubro de inversión pública productiva.

Aunque dentro del dictamen se expuso que la deuda se utilizaría en inversión pública productiva, diputados de Acción Nacional, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo e independientes la rechazaron.