ZEIRA GONZÁLEZ Y MAGALY MONSIVÁIS
9 de junio de 2015 / 01:53 p.m.

Monterrey.- Ir bien vestido, no estar pasado de peso y ser de tez blanca, son sólo algunos de los requisitos que los jóvenes deben cumplir para ingresar a un antro sampetrino.

Regina Treviño, una joven regiomontana que normalmente acude a diferentes centros nocturnos, reveló que antes de llegar a un club tienes que prepararte: elegir un buen vestido y maquillarte correctamente.

LOS CADENEROS, EL PRIMER OBSTÁCULO

Al llegar al antro es otra preparación: 'seducir al cadenero'. Ellos son los encargados de decidir quién puede ingresar al lugar y quién no.

Los 'cadeneros' en su mayoría, altos, grandes y fornidos son el primer obstáculo que se les presenta a los jóvenes que quieren disfrutar de una noche de fiesta, pues si no cumples con la imagen que el dueño del antro pide, simplemente no entras.

"Si conoces al cadenero entras súper rápido, pero si no, pues tienes que insistir para que te dejen entrar", comentó la joven.

DClub
DClub / ZEIRA GONZÁLEZ
Press
Press / ZEIRA GONZÁLEZ

"CUMPLIMOS ÓRDENES"

Ricardo Flores, de 33 años, es guardia de seguridad en uno de los antros más exclusivos de San Pedro Garza García. Él sabe que no todos tienen 'derecho' a entrar al club ya que son órdenes que reciben, de no cumplirlas, y si el gerente del lugar observa a alguien que no está dentro de los estándares, su trabajo corre peligro.

"Realmente son indicaciones de los dueños, pero nosotros nunca los vemos a ellos, a los empleados nos da las órdenes el gerente. Ya he trabajado en diferentes lugares y siempre se maneja todo igual", comentó el empleado, quien además manifestó que la mayoría de las veces tienen que soportar insultos de los jóvenes, una vez que se les ha negado la entrada.

Flores aseguró que las principales observaciones que tienen que realizar es que los jóvenes no estén pasados de peso, pues los dueños piensan que tener personas con ese aspecto físico dentro de su negocio les da una 'mala imagen'.

DClub
DClub / ZEIRA GONZÁLEZ

Ese es su principal trabajo, pero también destaca el tono de piel, la ropa que traen puesta y el tipo de cabello en las mujeres.

"A veces si me siento mal porque hay personas que van a festejar su cumpleaños y ya tienen reservación, pero como se hace por teléfono pues no sabes cómo son físicamente y ya cuando llegan y si no cumplen con los requisitos no entran", explicó.

El hombre mencionó también que tienen que hacer lo posible por tratar de percatarse de la marca de ropa que portan las personas que le piden entrar, según los gerentes, los que visten ropa de marcas reconocidas y caras son los que pueden consumir mayor cantidad y dejar ganancias al lugar.

Los jóvenes repiten la misma historia cada fin de semana: suplicar al 'cadenero' que los dejen entrar. A pesar de las 'reglas', hacen el esfuerzo por lograr ingresar a divertirse, si no lo logran, es simplemente porque no cumplen los requisitos.

*El nombre del entrevistado es ficticio.