MaRCELA PERALES | MULTIMEDIOS DIGITAL
22 de octubre de 2015 / 09:58 a.m.

Monterrey.- Hemos dado cuenta de las dificultades que enfrentan las personas con discapacidad, cualquiera que sea. La necesidad de una accesibilidad universal es indispensable pero está lejos de ser una realidad en la Entidad.

Guillermo Vilches, es un claro ejemplo, él tiene 43 años y una discapacidad motriz causada por un accidente de moto en su juventud el cual lo dejó en silla de ruedas, experiencia que lo hizo conocer el mundo de aquellos que están limitados a transitar sólo en lugares marcados con azul los cuales para él son los menos.

"Descubrí con el uso de la silla que las ciudades, las escuelas y en general todos los entornos en México estaban muy limitados hacia la accesibilidad", comentó Guillermo.

Su condición lo ha hecho un experto en el tema de la accesibilidad universal. 

"En pocas palabras es que cualquier persona pueda disfrutar de un espacio, un entorno en igualdad de condiciones o al menos en equidad donde se asemejen las condiciones de las personas que no tienen discapacidad y las personas que tienen alguna dificultad de movilidad en su cuerpo", explicó.

y...¿QUÉ DICE LA LEY? 

En Nuevo León, la Ley Estatal para la Protección de los Derechos de las Personas con Discapacidad, explica que una accesibilidad universal es la tendencia a la eliminación total de barreras de cualquier índole para la participación en los distintos entornos, utilizables y practicables por todas las personas con discapacidad en condiciones de igualdad y equidad, sin embargo es una reforma que para Guillermo refleja lo contrario.

"Se refleja en el no poder aprovechar tus oportunidades laborales o como estudiante. 

"Se refleja en que tienes que hacer un esfuerzo mayor para poder desplazarte, no poder utilizar el transporte urbano", explicó. 

El artículo 14 otorga el derecho del uso exclusivo de los lugares y servicios destinados para personas con discapacidad, los cuales en ningún momento pueden ser utilizados por otras personas, pero esto no es suficiente.

La accesibilidad universal no solo consiste en destinar cajones para personas con discapacidad, si no realmente hacer accesible el camino hacia estos lugares.

En un recorrido hecho por Telediario sobre avenida Madero se puedo constatar que existen cajones exclusivos para personas con discapacidad, sin embargo para llegar a la banqueta es necesario subir un escalón de aproximadamente 10 centímetros debido a que la rampa está ubicada a cinco metros de distancia y además está sobre la avenida.

Para Guillermo no sólo las distancias en las que se encuentran las rampas es un impedimento para su traslado, también lo es el grado de inclinación de éstas.

"Podemos creer que una rampa es accesible pero realmente está muy empinada, es muy difícil subirla", comentó.

En el artículo 32 de la mencionada ley, se señala que las personas con discapacidad tienen derecho a la accesibilidad universal en condiciones dignas y seguras en espacios públicos y es justo este el llamado que hacen aquellos que no ven el cumplimiento de las autoridades.

Por último, Guillermo pide una mayor participación del gobierno para que exija el cumplimiento de estas leyes.

"Las leyes existen, de accesibilidad, están vigentes y muy fuertes, entonces hay que luchar para que el gobierno exija a los privados, que cumplan con las normativas de accesibilidad", puntualizó.