FOTO: ArchivoLUIS GARCÍA
1 de octubre de 2014 / 01:21 p.m.

Monterrey.- Si bien la autoridad presume que las condiciones de seguridad han mejorado, los regiomontanos no opinan lo mismo, pues siguen sin hacer vida como antes y la percepción es que en Nuevo León todavía no supera la crisis provocada por la delincuencia.

Cuando el INEGI les preguntó sobre cuál era la sensación en su estado, el 73 por ciento de los encuestados a nivel local respondieron "inseguros", contra un 25.6 por ciento que declaró sentirse "seguro". El resto no definió una postura.

Aunque disminuyó un poco esta percepción en los municipios, estos tampoco se salvaron. Un 53.2 por ciento dijo sentirse inseguro en la ciudad donde radica, contra un 45.9 por ciento que respondió en sentido positivo. En cambio, el 64.4 por ciento aceptó que vivía seguro en su colonia, siendo el único indicador favorable en este rubro.

El lugar donde los regios se sienten más seguros es en su casa, según indicó el 77.1 por ciento de los entrevistados; el trabajo, que acumuló un 72.6 por ciento de respuestas en tal sentido y la escuela, con un 63.1 por ciento de las preferencias. En menor grado también figuraron los centros comerciales, automóviles, mercados, parques y los bancos.

Lo anterior redunda en un cambio de vida para los neoleoneses. El 80 por ciento reveló que no deja salir a sus hijos menores de edad, y una proporción similar dejó de utilizar joyas, en tanto que un 69.1 por ciento abandonó la vida nocturna.

El 67.3 por ciento dejó de portar dinero en efectivo, un 55.5 por ciento ya no visita a sus amigos o familiares, y un 53.5 por ciento ya no sale ni a caminar. La encuesta ENVIPE 2014 también arrojó que un 52.6 por ciento dejó de salir con sus tarjetas de crédito, un 50.2 por ciento ya no utiliza taxis y un 49.6 por ciento no viaja más por carretera a otro estado.

En menor proporción, otros hábitos que quedaron suspendidos fueron asistir al cine, al estadio y a los centros comerciales.

A pesar de ello, no pierden el optimismo. Un 39 por ciento consideró que la situación de seguridad en su colonia mejorará, un 38 por ciento opinó lo mismo sobre esta condición para todo Nuevo León y un 35 por ciento supuso que el país tendrá un repunte en dicho indicador.