14 de septiembre de 2014 / 10:55 p.m.

Santiago.- Este domingo la lluvia dio tregua en el municipio de Santiago y las personas que viven cerca de la Cola de Caballo aprovecharon para limpiar el río que estaba a punto de desbordarse por la acumulación de escombro.

Debido a los escurrimientos de la sierra, acercarse al caudal representaba un riesgo para los habitantes.

Aun así utilizaron su maquinaria e instrumentos para limpiar el cauce donde había un tubo de concreto y troncos atorados.

Mientras tanto en otro paraje turístico como la presa de La Boca, los comerciantes trabajaron desde temprano para sacar a flote los locales donde rentan los catamaranes.

Debido a que se espera que con los escurrimientos, la presa llegue a su máximo nivel de almacenamiento se abrieron dos compuertas; mientras que los habitantes de Santiago fueron alertados con tiempo, los de Cadereyta tuvieron que acudir a esta zona para ver las condiciones.

En los alrededores de la Presa de la Boca los habitantes también sufrieron la inundación de sus casas pero a raíz del Huracán Alex aprendieron a salvaguardar su integridad.

FOTO: Raúl Palacios 

SANDRA GONZÁLEZ