SYNDY GARCÍA | MILENIO DIGITAL
16 de septiembre de 2015 / 08:09 a.m.

Monterrey.- Para evitar el aumento de contaminación con aparatos electrónicos, los diputados solicitaron este martes a las autoridades de medio ambiente en la entidad abrir nuevos centros de acopio para televisores analógicos.

Debido a que el próximo 24 de septiembre se realizará el apagón analógico, el cual implica el cese de transmisión para la televisión analógica, se pidió abrir centros de acopio y se aprobó por unanimidad.

Rubén González Cabrieles, diputado de la bancada del Panal, fue el encardado de proponer que la delegada Mayela Quiroga Tamez, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat); así como Roberto Cervantes Martínez, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a nivel estatal, sean los encargados de abrir los centros de acopio de televisores.

El diputado de Nueva Alianza señaló que actualmente existe el Programa Nacional para la Gestión Integral de los Televisores Desechados por la Transición a la Televisión Digital; sin embargo, aseguró que al momento no se han establecido los centros para recolectar televisores y así evitar la contaminación.

Se aprobó además instar al Gobierno del Estado y a los municipios apoyar en la implementación de recolección de televisores analógicos, ante el cede de la transición el próximo 24 de septiembre.

"Solicitamos que en coordinación con el Gobierno del Estado y los municipios, según corresponda, se implementen centros de recolección de televisores analógicos, por el cese de transmisiones de televisión analógica que tendrá lugar en Monterrey y en su zona metropolitana a partir del 24 de septiembre del año en curso, así para que en Nuevo León se cumpla con los términos del programa nacional para la gestión integral de los televisores desechados por la transición a la televisión digital, elaborada por la Semarnat y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes", manifestó.

De acuerdo al diputado de Nueva Alianza, parte de los componentes de los televisores analógicos tienen materiales tóxicos como plomo, mercurio y cadmio, lo cual puede contaminar el medio ambiente y afectar la salud de las personas.