redacción
16 de septiembre de 2016 / 09:18 p.m.

MONTERREY.- En un lapso de siete meses y a unas semanas de que se cumpla el primer año de la nueva administración independiente, fue ejecutado el cuarto elemento de la Agencia Estatal de Investigaciones que dirige el almirante Augusto Cruz, y se suma a la lista de hechos violentos sin resolver.

La ejecución de Armando Amador García, de 42 años de edad, quien era encargado de la Unidad de Despliegue Estratégico, quedó registrada en los homicidios que tienen pendientes sus compañeros comisionados en la región centro al mando del detective Manuel García.

Los investigadores de homicidios de dicha región también tienen a su cargo el esclarecimiento del asesinato del ministerial jubilado, Javier Rangel Rojas, a quien victimaron el pasado 29 de marzo, en calles de la colonia Industrial.

Además se investiga la ejecución del ex coordinador de análisis de la corporación estatal, Carlos Arturo Ovalle Novelo y su escolta, Javier Alejandro Rodríguez Rodríguez, a quienes atacaron el pasado 9 de mayo en el estacionamiento de un negocio de la colonia Carizalejo, en San Pedro Garza García.

Los ataques que han sufrido los elementos de la corporación policiaca estatal iniciaron el pasado 20 de enero con el fallido ataque que sufrió el ex detective del grupo halcón de la corporación, Javier Rangel García, quien a consecuencia de los múltiples balazos que recibió quedó en malas condiciones físicas que no le permiten valerse por sí mismo.

Rangel García fue acribillado por un grupo de gatilleros que lo sorprendieron al llegar a su domicilio ubicado en la colonia Zertuche de Guadalupe, y fue unos días después de que le retiraron la protección policiaca con la que contaba por el cargo que había ocupado en la pasada administración.

Hasta el momento, los encargados de las investigaciones no han resuelto ninguno de los acontecimientos que han cobrado la vida de sus compañeros y, presuntamente, no cuentan ni con datos para llegar a esclarecerlos.