29 de diciembre de 2014 / 12:10 a.m.

Monterrey.- Como el Comité Ejecutivo Nacional del PRI es quien decide los tiempos para dar a conocer la convocatoria que da inicio al proceso para la designación de quien tenga el abanderamiento para la gubernatura, el líder priista Eduardo Bailey Elizondo admitió que no será este año cuando se dé ese escenario.

Sin descartar que ocurriera una sorpresa en las últimas horas del año, recordó que en un principio se tenía previsto que entre el 27, 28 y 29 del último mes del año, se diera a conocer el documento y también el nombre de quien será postulado, pues la elección interna será en Asamblea de Delegados.

“No nos preocupa que el PAN esté en el proceso con la apertura del registro de los aspirantes, estamos ciertos que eso no les da ninguna ventaja sobre nosotros, días más, días menos no representa eso”, indicó.

Bailey expresó que lo único que sucedería en caso de que la convocatoria salga entre el 2 y 6 del mes entrante, o un poco después, es que la precampaña se iniciará con un ligero retraso.

Riéndose hizo alusión a dos frases, una: “para los que madrugan, hay otro que no duerme” y el otro: “No por mucho madrugar amanece más temprano”.

El líder priista advirtió en que tienen los mejores perfiles para las próximas elecciones.

Al gobernador Jorge Treviño lo destaparon un 2 de enero, cuando su adversario del PAN, Fernando Canales, ya tenía semanas de ser el abanderado y preguntó: “¿quién ganó?”.

A su sucesor Sócrates Rizzo lo eligieron los primeros días de enero de entre seis aspirantes que participaron en un proceso interno abierto a la sociedad.

Así es que, si no hay sorpresas, a partir de las 48 horas del año 2015, en cualquier momento, como se dice coloquialmente, “salta la liebre”, y al publicarse la convocatoria, paralelamente se dará el nombre del candidato o el de la abanderada a suceder a Rodrigo Medina.

En la lucha siguen las senadoras Ivonne Álvarez y Cristina Díaz; el secretario de Economía del Gobierno Federal, Ildefonso Guajardo, a quien a veces lo bajan, pero otras lo vuelven a subir.

Al "delfín" del gobernador, Federico Vargas, secretario de Desarrollo Social del Estado; y el "caballo negro", como se dice en política, el procurador Adrián de la Garza. Sin menospreciar a Héctor Gutiérrez de la Garza, diputado federal por el segundo distrito.

 

FOTO: Archivo

VÍCTOR SALVADOR CANALES