notimex
26 de diciembre de 2015 / 10:22 a.m.

Monterrey.- Más de dos mil tamales diarios se producen durante esta temporada en algunos de los negocios dedicados a la venta de este alimento, uno de los de mayor demanda para las cenas de Navidad y Año Nuevo en Monterrey y su zona metropolitana.

Tan sólo con ingresar a estos negocios, el apetito se abre con el olor característico de la masa de maíz cocida de los cientos de tamales distribuidos en diversas ollas, según sea su guiso, mientras los clientes entran uno de tras de otro, para hacer sus pedidos.

Trabajadoras de una empresa tamalera de la ciudad resaltaron que tan sólo en un día llegan a elaborar dos mil tamales de diversos guisos, con un equipo de seis personas.

La clientela gusta mucho de comprar los tamales para sus posadas y sobre todo en Navidad y en Año Nuevo, principalmente de carne y de queso, indicó una de las empleadas de “Tamales Regios”.

Abogados, trabajadores, jóvenes, embarazadas con antojo, todos llegan al local pensando en el tamal que, sin poder esperar a llegar a comerlo en su casa, degustan uno en la fila mientras esperan a pagar su pedido.

Por su parte, empleadas de una de las tamalerías más reconocidas en esta zona que inició sus operaciones en el municipio de Juárez y con más de 65 años en el mercado, resaltaron que sus ventas se han incrementado e inclusive empresas transnacionales les compran.

Para está tamalería su objetivo principal ha sido mejorar el servicio, la calidad del producto y la higiene del personal en los locales, “tenemos el registro de calidad, el distintivo H que es el estatal y el distintivo M que es el federal, eso nos obliga a tener la mejor calidad”.

Tamales
Tan sólo con ingresar a estos negocios, el apetito se abre con el olor característico de la masa de maíz cocida | ROBERTO ALANÍS

Resaltaron que buscan tener una venta normal todo el año, “pero claro que en estas épocas se antoja el tamal por el frío”.

Empleados de una reconocida empresa de tamales dijeron que quieren presentar al tamal como un producto de la canasta básica contando con los elementos nutricionales, el cuál sea una opción antes que lo típico como taquitos o una hamburguesa, indicaron.

Asimismo, añadieron que en la elaboración de los tamales “lo estamos haciendo con nutriólogos, hemos bajado la manteca y el chile, pero siempre mejorando el sabor”.

Los tamales solicitados por la clientela regia son de carne, queso, frijol y ahora han agregado nuevas opciones como los de chicharrón en salsa verde, de res y unos denominados “morralitos” que les llaman así por su forma, hechos de azúcar y anís, tradición de hace 100 años.

En Semana Santa, en época de cuaresma, los tamales son de verduras y el de nopalitos.

Sin embargo, los tamales que más se venden son los de carne de puerco, y otros de chicharrón en salsa verde, “ése es uno picante y sirve para la cruda”.