ALAN ELÍ PÉREZ
2 de enero de 2018 / 05:16 p.m.

MONTERREY.- Tras un amargo inicio de año para la familia Gutiérrez al perderlo casi todo con el incendio de su casa la tarde del 1 de enero, la esperanza se manifestó este martes con la llegada de ayuda en la colonia San Ángel Sur, en Monterrey.

Javier, su esposa Lupita, Doña Francisca y el pequeño Ian fueron reconfortados en primera instancia por sus vecinos que desde temprana hora y a pesar de las gélidas temperaturas se apersonaron en lo que quedó de su casa ubicada en el número 308 de la calle Privada Valle Redondo.

Un poco de dinero, algo de ropa, comida y palabras de aliento fueron las primeras muestras de apoyo de quienes dijeron son más los vecinos buenos que los malos, luego de que encima de sufrir el incendio de su casa, los afectados fueran víctimas del robo de las pocas pertenencias que lograron salvar, esto a manos de otros lugareños que un día antes aprovecharon la confusión de la familia para cometer el delito.

Una hora más tarde, una cuadrilla de Servicios Públicos del municipio arribó al sitio y prestó apoyo a la familia para remover el escombro, en tanto que personal del DIF de Monterrey trajo consigo apoyos de primera necesidad.

Por su parte, la sociedad de Nuevo León hizo lo propio y ayudó a Doña Francisca con una nueva silla de ruedas y a Don Javier con algunas herramientas como lo son llaves y un taladro, para poder retomar su trabajo instalando paneles solares.

Sin embargo pese a la excelente respuesta, la ayuda aún es necesaria para la familia Gutiérrez.

Si usted desea ayudar a la familia Gutiérrez, puede comunicarse al teléfono celular 811-480-9708, e infundir ánimo y esperanza.



dat