MULTIMEDIOS DIGITAL
12 de febrero de 2016 / 08:17 p.m.

MONTERREY.- Nueve de los 49 fallecidos en el motín del penal del Topo Chico no han podido ser identificados por dos razones: cinco requieren prueba de ADN, y de los otros cuatro la autoridad no tiene registro.

En rueda de prensa, Roberto Flores, titular de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, explicó que ya se realiza una investigación al respecto.

Hay una carpeta de investigación dentro de la procuraduría porque no contamos con registro de estos cuatro individuos”, explicó Roberto Flores.

Acerca de los cinco cuerpos que requieren prueba de ADN, dijo que ya se encuentran a la espera de que los fallecidos sean reclamados por sus familiares; añadió que los otros 40 cuerpos que sí fueron identificados ya fueron entregados a sus deudos.

Respecto a los 233 traslados, explicó que 31 fueron enviados al Centro de Readaptación Social de Morelos, 61 al de Chiapas, 39 al de Guanajuato, seis al de Jalisco, 41 a Ciudad Juárez y 55 a Sonora.

Otro de los temas que abordó fue acerca del cese de tres funcionarios; horas antes trascendió que la directora del penal, Gregoria Salazar, fue fichada e ingresada al mismo centro penitenciario junto con otros dos funcionarios.

Roberto Flores dijo que debido a los lineamientos del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, no podía proporcionar nombres de los implicados, y que esta información se oficializará mañana en rueda de prensa.