11 de diciembre de 2014 / 07:08 p.m.

Monterrey.- Prestó 54 años de su vida a servir en el cuerpo de Bomberos y hoy dijo adiós. El comandante Andrés Molina Irigoyen 'colgó' las botas y el casco que portó por más de cinco décadas.

Este jueves se despidió en su centro de trabajo ubicado en la avenida Constitución, entre aplausos y reconocimiento de sus compañeros y de las autoridades estatales.

El elemento del cuerpo de Bomberos de Nuevo León dedicará ahora su tiempo a compartir la experiencia que adquirió, en el departamento de capacitación y adiestramiento de los apagafuegos.

"Fue un honor, amigos y compañeros, haber estado con ustedes, nunca he sido sentimental, pero ahora sí", dijo el mayor de todos los bomberos, conmovido cuando le entregaron una placa conmemorativa y el casco de Bombero Honorario del Patronato de este cuerpo de auxilio.

"Gracias al apoyo de la sociedad en general, al Patronato y a los medios de comunicación que siempre me apoyaron", expresó el apagafuegos de 73 años.

Al ahora ex comandante le tocó prestar servicio en eventos catastróficos como el Huracán 'Alex', la muerte de seis personas en el incendio de una bodega de muebles de la tienda Famsa y  el derrumbe de un edificio en San Pedro, donde una niña perdió la vida sepultada; situaciones que lo han marcado.

El comandante Enrique Guerrero ocupará ahora la dirección del Cuerpo de Bomberos.

FOTO: Guadalupe Sánchez

CON INFORMACIÓN DE GUADALUPE SÁNCHEZ