1 de julio de 2014 / 06:19 p.m.

Monterrey.- Luego de que diputados locales consideraran "muerta" la reforma a la Ley Electoral en Nuevo León, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, declaró que ella en todo momento hizo votos para que hubiera acuerdo.

La munícipe evitó hacer comentarios a profundidad bajo el argumento de que es un tema que no está en su jurisdicción y que más bien compete al Poder Legislativo.

"Yo soy muy respetuosa de lo que hacen, del trabajo del Poder Legislativo, y bueno, pues yo creo que en todo momento estuve haciendo votos para que llegaran a un acuerdo, sin embargo, respeto que hay diferentes posturas y bueno pues habrá que ver esta posibilidad que señala el INE de que pueda extenderse el plazo para que se dé la aprobación.

"Eso es un tema de los partidos políticos (las acusaciones entre priistas y panistas por no haber avanzado en la reforma), ese es un tema del Poder Legislativo, yo continúo trabajando en los temas referentes a Monterrey", dijo.

¿En referencia de que usted puede ser la más favorecida en esto?

"Digo, yo continúo trabajando por Monterrey, ese es un tema que no es de mi jurisdicción, ni es de mi competencia.

"Seguramente los diferentes grupos legislativos ya lo habrán evaluado, y bueno, estaremos únicamente atentos si es que se reanuda el diálogo y si es que se amplía el periodo para que se pueda modificar", señaló.

Este lunes, el Congreso del Estado fracasó en su intento de alcanzar un acuerdo para lograr una reforma electoral con miras a las elecciones de 2015, por lo que el proceso y las candidaturas independientes terminarían en la incertidumbre jurídica.

Legisladores independientes y todas las bancadas partidistas en el Congreso, con excepción del Partido Acción Nacional, consideraron que "murió" la reforma electoral, ya que solamente en Nuevo León y Jalisco no han homologado la reforma política, y están en el límite de tiempo para hacerlo, con la diferencia de que en Jalisco el plazo límite fijado en el Congreso para aprobar la reforma es el 7 de julio.

FOTO: Archivo

RICARDO ALANÍS