MULTIMEDIOS DIGITAL
23 de diciembre de 2015 / 10:18 a.m.

Monterrey.- Con motivo de las fiestas navideñas, reclusas del Penal del Topo Chico recibieron regalos y convivieron en una reunión realizada por el DIF Nuevo León.

Personal de la dependencia entregó también juguetes, ropa y cobertores, que las internas, algunas con sus hijos en brazos, recibieron y disfrutaron de la convivencia decembrina en ese reclusorio.

Portando sus uniformes reglamentarios de color naranja, las mujeres vivieron el espíritu de la Navidad junto con sus familias que acudieron a visitarlas.

La presidenta del DIF en el Estado, Adalina Dávalos de Rodríguez, ofreció a las internas brindar el apoyo personal y el de la Institución para que ellas y sus hijos salgan adelante.

Dávalos de Rodríguez se comprometió a que por medio de la Secretaría de Salud se asigne un pediatra para la atención médica de los menores y ofreció otorgar pañales y medicamentos para apoyar a las reclusas.

Además, señaló que trabajarán para la promoción de talleres productivos, en apoyo a las 483 internas en dicho reclusorio, de las cuales 64 de ellas cuidan de sus hijos.

Al final del evento, la Presidenta del DIF presenció un popurrí de temas navideños y un bailable por parte del Grupo de Danza del Centro Penitenciario.