ALEXANDRA AMAO
11 de septiembre de 2016 / 06:49 p.m.

MONTERREY.- Desde una semana y hasta 5 meses, puede tardar el proceso para confeccionar una vestimenta que se comercializa en los festejos del día de la independencia.

Diferentes colores, bordados y significados rodean el arte de lo hecho a mano que enorgullece a los mexicanos.

El comerciante Daniel Librado quien proviene de Oaxaca en la tribu triqui, explicó la transformación de un simple trozo de tela hasta lograr una indumentaria.

"Primero se tienen que elaborar puros hilos, hacer una base de cinco maderas y poner las hilazas, se juntan y se ponen dos palitos en el telar y se empieza a tejer.

"Con trabajo duro de hasta dos horas diarias se puede tardar tres, cuatro o hasta cinco meses dependiendo", dijo.

El artesano quien lleva más de 5 años vendiendo este tipo de productos en la ciudad, mencionó que los vestidos suelen ser la prenda más laboriosa ya que requieren de ciertos adornos manuales como flores, estrellas o figuras que siguen un mismo patrón y que representan el respeto, el patriotismo, el amor y la unión de un pueblo.

Respecto a la fabricación de las prendas, los materiales son muy variados y en ocasiones hasta difíciles de conseguir.

"Hay hilo de algodón, hilo de seda, hilo de estambres e hilo omega y por ejemplo aquí no trabajan ese material por eso lo traemos de allá de Oaxaca porque ahí si lo manejan".

Debido al trabajo que requiere realizar la ropa, una guayabera puede costar hasta 500 pesos al igual que una blusa, mientras que un vestido ronda los mil pesos o incluso hasta más.

Con estos y otros atuendos tradicionales es que como los regiomontanos y otros habitantes del país darán el grito el próximo jueves.