ISRAEL SANTACRUZ 
10 de junio de 2018 / 05:46 p.m.

GUDALUPE.- Oscar recién había llegado a Guadalupe desde su natal Puebla en busca de un futuro prometedor. Con él arribaron su madre, hermanos, su pareja y sus dos pequeñas hijas. Sin embargo sus sueños se vieron truncados al morir ahogado en el río La Silla, donde buscaban mitigar el calor.

El hombre, de apenas 27 años, rentó un cuarto en el centro de Guadalupe hace apenas cuatro meses; con él arribaron su pareja y sus dos hijas, Odett de 3 años y Alexadra de 5. También llegaron su madre, Verónica Reyes, así como sus hermanos.

La búsqueda del sustento jamás apagó el carácter alegre y amoroso que lo caracterizaba. Tras incesantemente tocar puertas, finalmente obtuvo un empleo como guardia de seguridad en la Plaza de la Tecnología.

Sus sueños poco a poco se abrían camino, y aunque vivían con modestia, los planes y proyectos cada vez tenían mejores cimientos.

Al cabo de varias semanas, los 15 integrantes de su familia lograron llegar a la ciudad.

Sin embargo, al no estar acostumbrados a las altas temperaturas de Nuevo León, decidieron salir a pasear y buscar cómo mitigar el calor.

A poco más de un kilómetro de su vivienda se ubica el río La Silla, por lo que decidieron ir. Oscar recién llegaba del trabajo, por lo que no pensaba acudir al paseo, pero al final se integró al grupo.

La familia llegó al río a espaldas del parque La Pastora, y ante la sombra de los árboles comenzó a disfrutar del paraje.

De pronto la felicidad terminó en tragedia, pues perdieron de vista a Oscar. Tras la llamada a los cuerpos de emergencia, éstos iniciaron la búsqueda, y hallaron el cuerpo a cinco metros de profundidad.

Hoy la familia busca apoyo para que el cuerpo de Oscar sea trasladado a Puebla, y darle el último adiós en el pueblo que lo vio nacer.


dezr