AGUSTÍN MARTÍNEZ
28 de septiembre de 2017 / 06:41 p.m.

ESCOBEDO.- La muerte de Paco sorprendió a todos en la colonia Jardines de San Martín, en Escobedo.

El joven alegre y siempre sonriente falleció en un accidente laboral la madrugada del miércoles, en una compañía productora de carnes.

Su familia recibió el duro golpe momentos después de los hechos.
“Avisándome que mi hermano había sufrido un accidente, mas no me pude mover rápido y llegué a la planta como a la 1:00 de la mañana, y me pasaron. Me dijeron que mi hermano había sufrido un accidente, el cual le costó la vida”, relató, triste, Claudia Puente.

Ella era hermana de José Francisco Puente Ibarra, de 38 años y quien trabajaba en la empresa Sukarne como supervisor en el área de Mantenimiento.

Aunque estaba separado de su esposa, el joven dejó dos niñas, de 7 y 9 años, por quienes siempre se preocupó y estuvo al pendiente.
Sus deudos esperan que las autoridades culminen las investigaciones, que precisen cómo ocurrieron los hechos y, en su caso, confirmen que se trató de un accidente.

“No nos han dicho nada de cómo pasaron las cosas. Nada más que él fue impactado por una puerta, aunque primero me dijeron que había sido una prensa”, refirió Claudia.

José Francisco era muy querido no sólo en su trabajo, sino también en su barrio de la calle De las Gardenias, en Jardines de San Martín, donde vivió desde pequeño.

“Mi hermano fue de lo mejor allí. Me consta, porque yo trabajé con él. No nada más allí fue bueno. También aquí en mi casa, conmigo. Conmigo en lo personal siempre se portó de lo mejor. Me ayudó mucho”, puntualizó la mujer.

Puente Ibarra pereció la madrugada del miércoles en el área de “noqueo” del rastro perteneciente a la empacadora de carnes.

El negocio se localiza a la altura del kilómetro 25 del Libramiento Noroeste, atrás de una fábrica de chocolates, en Escobedo.

Un informe extraoficial de la Procuraduría señaló que el trabajador fue golpeado y prensado por una pesada puerta y pistón de acero, en el punto que sirve de acceso del ganado hacia el área de “sacrificio”.

Las autoridades esperan los resultados de los peritajes para determinar si hubo una falla en el sistema hidráulico-mecánico, o fue un error humano lo que originó la tragedia.

Los restos de Paco son velados desde el jueves en su domicilio, y este viernes serán despedidos en un panteón de la localidad.
En un comunicado de prensa la compañía Sukarne lamentó el fatal incidente, y afirmó estar apoyando a los familiares de su empleado fallecido.


dezr