1 de junio de 2014 / 08:31 p.m.

San Nicolás de los Garza.- Cerca de 200 ciclistas homenajearon a Heleodoro Rodríguez, el ciclista fallecido el sábado en la carretera Nacional, realizando una rodada desde diversos puntos del área metropolitana, para llevar una ofrenda a sus familiares en las capillas ubicadas en el centro de San Nicolás.

Con la fallecimiento de Heliodoro no murió sólo su persona, sino una pequeña parte en cada ciclista de Monterrey.

La impotencia no fue poca, y por ello, los ciclistas de diversos colectivos decidieron hacer un homenaje, y al mismo tiempo para gritar un Ya Basta. Un Ya basta a la desatención de la autoridad, un ya basta a la falta de cultura del automovilista, y un ya basta a la falta de precaución de quienes ruedan por calles y avenidas de la urbe.

Poco a poco algunos ciclistas arribaron a la plaza de Colegio Civil, partiendo hacia Las Arboledas, en el municipio de San Nicolás, donde ya eran esperados por otros contingentes.

La voz se corrió, y al final se reunieron casi 200 ciclistas. ¿El plan?, rodar hasta el sitio donde estaban velando a su compañero caído.

Al gritar su nombre se hizo un minuto de silencio.

Sin embargo, éste se convirtió en un minuto de aplausos.

Con apoyo de elementos de tránsito comenzaron a rodar. Metro a metro el contingente avanzó. Nada podía detenerlos, ni vías férreas, ni puentes peatonales. Esta vez ni siquiera los propios automovilistas.

Tras varios minutos arribaron al centro de San Nicolás, en donde era velado el cuerpo de Heliodoro. Antes de acudir con los familiares, fue imposible no alentar el espíritu de Rodríguez una vez más.

Las bicicletas ingresaron hasta las capillas, en donde fue entregado el arreglo floral, ese que recorrió kilómetros para llegar y ser el símbolo de unidad de los colectivos. Y es que para ellos, como lo era para Heliodoro, el rodar no era sólo un deporte, una diversión o un fanatismo, sino un estilo de vida.

FOTO: Roberto Alanis

ISRAEL SANTACRUZ