23 de julio de 2014 / 02:19 p.m.

MONTERREY.- El caso de Roberto Santos Martínez, el sampetrino acusado de asesinar a la madre de su novia, y cuya defensa argumenta esquizofrenia, debe ser revisado "con pinzas", debido a que este trastorno mental no necesariamente es un motivo para actuar con violencia, dijo para Telediario Nocturno Miguel Villegas, profesor de la Facultad de Psicología de la UANL.

El especialista explicó que quienes agreden a su novia, esposa o algún otro familiar, en muchas ocasiones utilizan diversos pretextos para hacerse ellos las víctimas o para tratar de justificar sus acciones con el argumento de que fueron "provocados".

"Aquí, si bien tiene ese tinte de trastorno mental, habría que tomarlo con pinzas como quiera, ya que también es muy recurrente que utilicemos ese tipo de pretextos para continuar con el ejercicio de la violencia", dijo.

"Aunque yo tenga una serie de traumas, ande con broncas económicas, con problemas de alcoholismo, aun así, es muy selectiva la violencia que ejercemos: no agredimos a cualquier persona, agredimos a quien sabemos que podemos controlar (..) si fuera ese el asunto de la provocación, a cualquiera que te provoque vas a agredirlo, al jefe no le contestamos igual, al maestro no le contestamos igual porque tienen una relación de poder muy diferente", mencionó.

Villegas dijo que los hombres han sido educados en un mundo machista con la idea de que se tiene que dominar a la pareja y coartar la libertad, "y esto nos ha llevado prácticamente a estar viviendo en una línea muy delgada que nos lleva a muchos hombres a llegar a conductas tan dañinas como la que nos estamos enterando recientemente".

"El asunto es que los hombres agresores no nos consideramos agresores, porque decimos 'yo nunca la he tocado', y no nos consideramos violentos, cuando hay muchas formas escondidas de ejercer violencia en la pareja, con detalles tan simples como 'no te vistas así', 'no quiero que vayas a visitar a tu familia'", dijo.

El psicólogo dirige la agrupación Forkados, que se reúne en la Facultad de Psicología, y que tiene como fin ayudar a los hombres a encontrar soluciones no violentas en sus relaciones de pareja.

Miguel Villegas expresó que participa en las sesiones de la agrupación Forkados, la cual busca tratar la problemática de los hombres violentos.

Indicó que actualmente acuden alrededor de 25 hombres a la reunión de Forkados, pero añadió que hay quien dice que estas reuniones "deberían ser a diario y en el estadio Universitario para darle la verdadera dimensión a la problemática".

FOTO: Facebook

TELEDIARIO DIGITAL