REDACCIÓN
23 de marzo de 2017 / 07:45 p.m.

MONTERREY.- Los siete celadores el Cereso de Apodaca acusados de agredir sexualmente a un reo y de humillarlo junto con otros cinco, además de publicar en redes sociales dichas acciones, se negaron a declarar ante el juez de control, pero quedaron imputados. 

Durante la audiencia Alejandro Arrugas Castillo, Daniel Hernández Mendoza, Mario Bautista Rodríguez, Juan Celestino Clemente, Edgar Rolando Ávila Rosas, Rogelio Contreras Moreno y Jesús David León López se les consideró probables responsables de violación por omisión y pornografía de persona privada de su voluntad.

De acuerdo a la investigación que les siguen, Arrugas Castillo y sus compañeros incurrieron en esos ilícitos, presuntamente, para complacer a un grupo de internos que colaboran con un grupo de la delincuencia organizada.

Será el sábado cuando el juez de control determine si quedan o no vinculados al procedimiento judicial por el que permanecen recluidos en el penal del Topo Chico.