MAYTE VILLASANA
2 de diciembre de 2014 / 09:39 p.m.

Los Ramones .- Con casi dos horas de retraso, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, llegó al municipio de Los Ramones, Nuevo León, para inaugurar la Fase I de un gasoducto.

Mientras el presidente saludaba a los asistentes, se escuchaban gritos de apoyo: "La gente norteña siempre está con Peña".

El evento se realizó en el punto de conexión de la estación, ubicado sobre el kilómetro 88 de la Carretera Libre a Reynosa, a donde asistieron el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, el mandatario de Tamaulipas, Egidio Torres Cantú, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, el director de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa Reza, el director general de Pemex, Emilio Lozoya y otros funcionarios.

Rodrigo Medina inició el evento y dijo que las llamadas de 'alerta crítica' de gas natural costaban al gobierno hasta 150 mil millones de dólares al día, pero con la administración de Peña Nieto no se registró ninguna en Nuevo León.

"A los nuevoleoneses no se nos olvida que tenemos los principales insumos con este proyecto. Linares ha cumplido un sueño histórico, desde ahora Linares está recibiendo oportunidad de empleo y mejor calidad a su gente", dijo el gobernador.

Peña dijo que este proyecto que costará 228 mil 500 millones, conecta desde Ciudad Camargo, Tamaulipas, hasta Los Ramones, Nuevo León, por lo que permitirá contar con gas natural adicional para eliminar la importación de gas del combustible en forma líquida.

"Es fruto de la reforma energética que pretende generar empleos mejor pagados (...) este proyecto nos permite construir los escalones para formar una base de mejores oportunidades", dijo.

Mencionó que la economía venía creciendo a un ritmo insuficiente en los últimos 30 años con un promedio de 2.4 por ciento en los últimos 30 años.

EPN
El presidente agradeció el apoyo al gobierno de Nuevo León y Tamaulipas por hacer posible la inauguración del proyecto, que dijo, llevará gas natural a otros estados del país | CARLOS RANGEL

"Es imposible que otros países se interesen en invertir en México, si México no cuenta con los insumos básicos y elementales, como el abasto de energía eléctrica y gas natural", señaló.

Agradeció el apoyo al gobierno de Nuevo León y Tamaulipas por hacer posible la inauguración de este proyecto para llevar gas natural a otros estados del país.

El director de Pemex, Emilio Lozoya, mencionó que con este proyecto se tendrá la capacidad de transportar gas natural en los tubos de acero, crear una demanda económica en el sur y sureste de México, una mejor flexibilidad que ayudará a la logística de Pemex, así como nuevas oportunidades de negocios.

Armando Garza Sada, presidente Alfa, coincidió con el gobernador del Estado al reconocer que Nuevo león es una 'entidad cara', por lo que dijo que esta inversión es el resultado del Gobierno federal que motiva a la Iniciativa Privada (IP).

El primer gasoducto de tres, abastecerá un 30 por ciento de la demanda de gas natural a nivel nacional y en esta primera fase se invirtieron 600 millones de dólares.

El clima lluvioso y la presencia de neblina obligaron a que el presidente viajara por tierra desde la capital del estado hacia el municipio de Los Ramones.