SANDRA GONZÁLEZ
16 de marzo de 2016 / 11:11 a.m.

Escobedo.- El cuerpo del delito fue destruido e incinerado en las instalaciones de la Séptima Zona Militar con sede en Escobedo.

Fueron más de cuatro toneladas de droga y 438 armas de fuego las que fueron reducidas a cenizas en presencia de autoridades federales y estatales.

La droga y el armamento fue asegurado en lo que va del año en diversos operativos en Nuevo León efectuados por Fuerza Civil, PGR, Ejército Mexicano, Marina y otras corporaciones de seguridad.

Producto asegurado:
4 toneladas mariguana
21 kilos metanfetamina
17 litros de metanfetamina líquida
32 gramos de heroína
560 gramos de peyote
438 armas (largas y cortas)
650 cargadores
3 mil municiones