DANIELA GARCÍA
7 de marzo de 2016 / 06:06 p.m.

Monterrey.- Durante el primer bimestre del 2016, el estado de Nuevo León logró incrementar sus ingresos un nueve por ciento contra el mismo periodo del año previo, según dio a conocer la Secretaría de Finanzas y Tesorería.

En un comunicado, la administración estatal informó que recaudó por concepto de ingresos propios un monto de 4 mil 238 millones de pesos, cifra superior en mil 112 millones de pesos durante los primeros dos meses del 2015.

En este sentido, los ingresos por impuestos ascendieron a mil 263 millones de pesos, lo que representó un incremento del 7 por ciento; el impuesto sobre nóminas es el principal componente, por el que se recaudaron mil 245 millones de pesos.

Además de que los derechos tuvieron un comportamiento positivo al recaudarse 157 millones, o lo que representa un 30 por ciento contra el año previo.

Adicional a esto, el rubro de aprovechamientos registró un incremento derivado de los estímulos que recibe el estado por concepto del Impuesto sobre la Renta, a través del proceso de retención a los empleados públicos, lo que sumó 758 millones de pesos.

La administración recalcó además que un componente responsable de la evolución favorable de los impuestos propios fue la recaudación de Control Vehicular, que ascendió a mil 865 millones de pesos, lo que representó un incremento del 14 por ciento contra el mismo periodo del año previo.

Mientras las participaciones federales fueron menores en 371 millones de pesos, en el acumulado al mes que recién terminó; la caída registrada acumulada es de 8 por ciento, de acuerdo a la misma Secretaría.

Y este desplome puede ser explicado por diminuciones en el Fondo General de Participaciones en un 10 por ciento; el Fondo de Fomento Municipal en un 14 por ciento; reducción en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en un 9 por ciento, y caída en el Fondo de Fiscalización y Recaudación de 11 por ciento.

"No obstante, algunos componentes participables tuvieron un comportamiento positivo, pero no fue suficiente para contrarrestar el impacto negativo de los bajos precios del petróleo y la depreciación del peso frente al dólar", se informó.

En concreto, los segmentos fueron el Impuesto Sobre la Venta Final de Gasolinas y Diesel con un incremento de 1 por ciento, el Impuesto Sobre Adquisición de Vehículos Nuevos con un aumento de 36 por ciento; y lo recibido por concepto del Fondo sobre Extracción de Hidrocarburos, que es de recién beneficio para el estado.

En total, puntualizó la administración, se lograron recaudar 8 mil 683 millones de pesos, lo que en concreto significa un incremento del 9 por ciento contra el primer bimestre del año previo.