LUIS GARCÍA
1 de noviembre de 2016 / 09:26 p.m.

MONTERREY.- El robo de autos ha acelerado con fuerza en Juárez y Cadereyta, municipios que comparten, además del corredor en la zona oriente del estado, marcados problemas de inseguridad.

Las cifras de la Procuraduría de Justicia muestran que los habitantes de ambas ciudades padecen este año un alza en el citado delito, que si bien nunca ha desaparecido, al menos se había logrado contener durante el año pasado.

En Juárez, a septiembre del presente año se registran 180 robos de autos, cuando en 2014 hubo 193 y en 2015, 171.

Algo parecido sucede en Cadereyta, donde la cifra de autos robados en lo que va de este año ya superó al 2015, cuando hubo 73 delitos de este tipo, aunque aún faltan 4 para alcanzar los 89 del 2014.

No obstante, los problemas de inseguridad que aquejan a los habitantes de ambos municipios también abarcan el robo a negocio. Bajo una tendencia similar al robo de vehículo, apenas nueve meses del año en curso bastaron para dejar atrás las cifras del 2015 en un caso, y del 2014 en el otro.

La última actualización de estadísticas oficiales muestra a Juárez con 104 robos a septiembre del presente año, por encima de los 100 del 2015 y por debajo de los 143 del 2014.

En el caso de Cadereyta la cifra de robos en 2016 llega a los 31, cifra que supera a los 24 del 2014, y que está muy cerca de los 36 del año pasado.

La última publicación del Semáforo Delictivo, correspondiente al mes de septiembre y dada a conocer el pasado 10 de octubre, indica que los delitos que se presentaron en rojo en estos municipios, que representa un aumento respecto al promedio histórico son, en Cadereyta, el robo a persona, de auto, violencia familiar, lesiones y homicidios, mientras que en Juárez es el robo a casa, a persona, auto negocio, violencia familiar, violación y homicidios.

El reto para ambos alcaldes será frenar estos delitos que amenazan con llevarse la tranquilidad en el sector oriente de la zona metropolitana.