MILENIO DIGITAL | ESTHER HERRERA
9 de julio de 2015 / 06:02 p.m.

Monterrey.- Según analistas de Ve por Más grupo financiero, durante el mes de junio no hubo repercusiones en precios derivadas del cobro del IVA en alimentos procesados; mientras que el indicador de mercancías no alimenticias siguió sin mostrar presiones por la depreciación cambiaria.

Lo anterior se reflejó también en el nivel de inflación en el área Metropolitana de Monterrey que mostró un freno en su tendencia alcista durante junio, al ubicarse en 0.13 por ciento con respecto al mes previo, mientras que la tasa anualizada se colocó en 4.4 por ciento por debajo del 5 por ciento que venía registrando en meses anteriores.

De acuerdo con el reporte de la inflación elaborado por el Centro de Investigaciones Económicas (CIE) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el efecto de la reforma fiscal "parece estarse diluyendo o absorbiendo el propio mercado", señaló Cinthya G. Caamal Olvera, directora del CIE.

El Índice de Precios al Consumidor del área metropolitana de Monterrey realizado por el CIE indica que éste pasó de 364.92 a 365.43 puntos durante junio, lo que equivale a un aumento de 0.13 por ciento, aunque registró un avance con respecto al mes anterior, la tendencia alcista va siendo menor, comentó la especialista del CIE.

Destacó que durante el mes referido, los mayores incrementos se presentaron en los rubros de muebles, aparatos y accesorios domésticos (1.09 por ciento), salud y cuidado personal (0.8 por ciento); alimentos, bebidas y tabaco (0.53 por ciento) y transporte y comunicaciones (0.25 por ciento).

"También aumentaron la azúcar blanca, las galletas de dulces, el camarón y arroz en grano. Mientras que los alimentos que disminuyeron su precios figuran el plátano, la naranja, el limón, la cebolla, entre otros".

Dijo que aunque el nivel inflacionario en Monterrey y su área metropolitana es superior al reportado en el país, ésta muestra una tendencia a la baja y hacia una estabilidad.

"La inflación anualizada ya no está por arriba del 5 por ciento como lo estuvo en el pasado e incluso al inicio de este año, el efecto de la reforma fiscal afectó a ciertos productos pero esos productos tienen una ponderación en el gasto del hogar y eso hizo que el índice general aumentara; sin embargo, vemos ya una tendencia marcada a regresar a una inflación más baja desde marzo de este año, la inflación anualizada ha mostrado signos de moderación", añadió la directora del CIE.

Recordó que la inflación al cierre de diciembre de 2013 se colocó en 5.58 por ciento y en enero ya con la reforma fiscal se disparó casi al 7 por ciento, en febrero se mantuvo similar y en marzo empezó a reducirse, "ya el efecto de la reforma fiscal se va absorbiendo", reiteró.

De acuerdo al CIE, en junio, los grupos que mostraron una disminución fueron: ropa, calzado, accesorios y vivienda.

El rubro de electricidad, combustibles y gas bajó 1.5 por ciento ante la entrada del subsidio que otorga la CFE durante el verano.