FRANCISCO ZÚÑIGA
27 de septiembre de 2016 / 04:27 p.m.

ESCOBEDO.- El municipio de Escobedo inició la construcción de la primera de 29 represas o presas rompepicos, con las que espera prevenir inundaciones en por lo menos unas 25 colonias ubicadas en las faldas del cerro del Topo Chico.

La alcaldesa Clara Luz Flores Carrales dio el banderazo de salida junto con vecinas de la colonia Lomas de San Genaro, en la cañada que se encuentra bordeada por las calles Bejuco y Mango. La inversión inicial es de 2 millones 845 mil pesos, y en tres meses debe quedar concluida.

Con estas obras, el municipio se ahorrará una fuerte inversión para introducir drenaje pluvial, y con los mismos resultados.

“Para poder hacer que estos canales que ya tenemos sean suficientes, lo que estamos haciendo es contener el agua con unas rompepicos, para que el agua vaya saliendo después del tiempo en que cayó, y la infraestuctura que tenemos abajo sea la suficiente”, dijo la alcaldesa de Escobedo.

Esta primera represa tendrá capacidad para retener unos mil metros cúbicos, que de otra manera correrían por las calles dañando pavimentos, y beneficia a unas 25 mil familias de colonias como Lomas de San Genaro, Provileón, Haciendas del Topo, Lomas de Santa Lucía y Quinto Centenario entre otras.

Clara Luz adelantó que en este año serán construidas las tres represas de mayor capacidad de captación de agua, con una inversión de 2 millones 845 mil de pesos.

La alcaldesa Flores Carrales aclaró que empezarán con las represas de mayor capacidad, para ir reduciendo la problemática en todo el municipio, pero confió en obtener los recursos necesarios para continuar con la construcción del mayor número de presas rompepicos.