18 de agosto de 2014 / 03:25 p.m.

Monterrey.- En el plantel educativo Mariano Matamoros, que se ubica en la colonia Constituyentes de Querétaro, existe el desorden, y es que 180 alumnos se toparon con la sorpresa de que no había luz, y por el contrario iniciaron las clases entre escombros.

Los padres de familia explicaron que todo se debe a que una empresa privada en coordinación con la Secretaría de Educación dividió la institución, para crear una de talentos, pero no hay cerco de seguridad para los menores quienes están en riesgo.

Sólo una cinta divide las obras del plantel ubicado en San Nicolás de los Garza, pero en la escuela hay pequeños de primero y segundo grado, incluso alumnos especiales, por lo que es necesario que sea colocada una barda, malla o buscar otra solución para que no se presenten accidentes por los vidrios y otros tipos de desechos.

"Tenemos varios salones que todavía no están habilitados, no hay clima, no hay luz en varios salones (...) es imposible estar así, es mucho calor el que hay, ahora tenemos que hacer nosotras, madres de familia, guardias para quedarnos aquí y poder llevar a los niños al baño", apuntó Aracely Valdés, presidenta de la asociación de padres de familia.

Pero tampoco tienen bebederos, los baños están en mal estado, no tienen energía eléctrica la empresa que se encarga de realizar las obras, colocó una pared improvisada para dividir un salón, incluso en el mismo no hay pizarrón.

"Hay un incumplimiento total por parte del Grupo Alfa, nos prometieron un comedor en esta área y no lo hicieron; nos prometieron que iban a estar habilitadas las áreas de los salones, tampoco lo han hecho. Hicieron una barda mal hecha, sin cimientos ni nada, para separar los salones; simplemente hicieron una hilera de block y la fueron llenando.

"Nos cortaron los cables, los dejaron colgando y ahí los niños están en peligro, porque ahorita hay que ponerles luz", reclamó Yadira Pérez.

Las autoridades de educación informaron que los trabajos de la otra escuela iniciarían el día 15 de julio, pero no fue así.

Por lo pronto los cerca de 200 alumnos la están pasando mal, ya que para las 9 de la mañana de este lunes, ni siquiera habían iniciado clase debido las múltiples fallas. 

FOTO: Marilú Oviedo 

MARILÚ OVIEDO