MILENIO | VÍCTOR SALVADOR CANALES
6 de julio de 2015 / 07:30 a.m.

LAREDO.- Por la inseguridad en Reynosa, la ciudad de Laredo, Texas quitó visitantes a McAllen durante las celebraciones de la independencia de Estados Unidos este fin de semana.

Así, Laredo volvió a ser lo que fue en las décadas de los 50 y 60, cuando era la frontera preferida de los regiomontanos.

En los últimos días, la ciudad registró hoteles casi al tope de su capacidad, así como restaurantes, comercios y el Mall del Norte con mucha afluencia.

Algunos regios que acudieron de visita a la ciudad texana aseguraron que la carretera a Laredo es mucho menos peligrosa que la de Reynosa, en donde todavía no se puede lograr combatir a los delincuentes organizados.

Asimismo, refirieron que en Nuevo Laredo, Tamaulipas, escaseó la gasolina, por lo que debieron cargar combustible en el territorio americano.

Combaten la contaminación

Ante este escenario, los regiomontanos turistas se encontraron con una medida establecida por el Gobierno de los Estados Unidos, que tiene como objetivo contribuir a evitar la contaminación por parte de los comercios.

La disposición de las autoridades estadunidenses fue la prohibición del uso de las bolsas tradicionales de plástico, desde los establecimientos que venden ropa, perfumería y artículos deportivos, entre otros, hasta las tiendas departamentales.

En las tiendas del centro, que son las que tienen más ofertas, ofrecían las bolsas a 25 centavos de dólar en caso de que las reclamara el cliente.

También en las tiendas Walmart, HEB y Target eliminaron las bolsas tradicionales por las que se utilizaban varias décadas atrás.