SYNDY GARCÍA | MILENIO DIGITAL
1 de diciembre de 2015 / 07:34 a.m.

Monterrey.- Mientras que algunos legisladores solicitaron retirar la propuesta de verificación vehicular, el Estado anunció que insistirá en aplicar el programa de revisión de automóviles y cobrar en 2016.

Durante una mesa de análisis del Presupuesto de 2016, la discusión fue defendida por el secretario de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi, y fue cuestionada por los legisladores locales.

Al asegurar que no hubo una explicación de cómo funcionaría el programa de verificación vehicular, Marco Antonio González y Arturo Salinas, líderes de las bancadas del PRI y PAN, demandaron retirar el plan de cobro 2016 hasta no tener un plan concreto.

“La bancada del PRI lo ha manifestado: estamos en contra de este nuevo derecho que se quiere cobrar a la ciudadanía y no estamos de acuerdo porque nunca fue tema de negociación.

“La exposición de hoy parece más que sea un tema recaudatorio y no un tema de realidad de política ambiental y si quisiera el Gobierno hacer algo por el medio ambiente, que empiece el gobierno por las pedreras”, dijo el líder de la bancada del PRI, Marco Antonio González.

Arturo Salinas Garza, coordinador de los diputados del PAN, expuso por su parte que el Gobierno del Estado tiene un plan “al revés” en la implementación del programa de verificación vehicular.

“Lo que me parece totalmente inaceptable en el tema de verificación vehicular es que estamos empezando al revés, no puedo pedir primero que se me autorice un nuevo gravamen para los ciudadanos sin conocer el programa, la letra chiquita. El ciudadano va a agarrar su carro, llega al centro de verificación, luego regresa, ¿lo van a multar?, no tenemos esa certeza”, dijo.

El legislador panista calificó además el programa como una “ocurrencia” de parte del Gobierno del Estado, por lo cual insistió en retirarlo del Paquete Fiscal.

“Entonces aprobar un derecho sin esta información del programa previamente expedido me parecería irresponsable, creo que hay que empezar a hacer las cosas correctamente”, manifestó.

Cuestionó además el hecho de que se implemente un nuevo programa “Nuevo León Respira” mientras que no se aumentó el presupuesto para programas ambientales en el Estado.

Para defender el programa, el secretario de Desarrollo Sustentable, Roberto Russildi, sostuvo que el 45.4 por ciento de las emisiones de Nuevo León provienen del parque vehicular, por lo cual solicitó a los diputados la aprobación del cobro para revisar los automóviles.

“Llevar una verificación vehicular reducirá aproximadamente en un 20 por ciento el dióxido de carbono y los hidrocarburos y en 8 por ciento los óxidos de nitrógeno”, aseguró.

En su explicación alegó que no se puede esperar a la implementación de un programa contra la contaminación del aire, por lo cual insistieron en su aprobación.

“Nosotros vamos a insistir en que es necesaria la verificación para mejorar la calidad del aire en nuestro estado y para disminuir el número de enfermedades, les traeremos toda la información que nos soliciten, lo mejor que la podamos presentar y esperamos convencer a los diputados”.

Reveló que el costo para Nuevo León por la contaminación del aire asciende a los 800 millones de dólares al año en atenciones de salud, monto que absorben tanto los ciudadanos como el Estado.

Explicó que la recaudación de en el primer año sería para solventar el plan de verificación vehicular e indicó que en los próximos días se darán más detalles del programa al Congreso para lograr convencer a los diputados.