18 de abril de 2014 / 12:30 a.m.

Monterrey.- Los accidentes más comunes en las vacaciones son las caídas. Las de motocicleta, sobre todo, que dejan roto algo más que el orgullo, pues generalmente terminan en la fractura de un hueso o dos.

Pero hay un sinfín de emergencias más que se pueden presentar, sobre todo en las zonas donde se concentran los paseantes, por lo que la Cruz Roja Regiomontana instaló módulos en esos lugares para atender de inmediato cualquier caso de urgencia que se presente.

"En total, hay 18 unidades en diferentes puntos de la entidad, más tres de Rescate Urbano, dos de los cuales están destacamentados en Monterrey y otra en Santa Catarina", explicó el coordinador local de la Cruz Roja, David Alonso.

Durante los días de asueto, entre 30 y 35 paramédicos permanecerán de guardia de 8:00 a 20:00 horas, que es el horario de mayor afluencia de paseantes y por la noche se harán las guardias normales.

Las unidades estarán listas para cualquier auxilio desde los parques principales de la zona metropolitana y sitios como presa "La Boca", la Cola de CaAballo, en Santiago, y La Huasteca, en Santa Catarina.

Además, estarán en las carreteras que convergen a la zona metropolitana.

El coordinador de Cruz Roja recomendó a quienes salen a carretera revisar bien su vehículo, utilizar cinturón de seguridad y silla portabebés para los niños, evitar conducir bajo efecto de alcohol o drogas.

Recomendó usar casco, rodilleras y coderas para andar en motocicicleta y, sobre todo, supervisar muy bien en qué y dónde andan los niños.

Recordó que, quienes van a la alberca, no deben beber alcohol, esperar dos horas después de comer para meterse al agua y, si salen a excurisión a montaña, no ir solo, llevar comida ligera y guardar algo de fuerzas para el regreso.

Francisco Cantú