26 de febrero de 2014 / 09:07 p.m.

Monterrey.- Se supone que la ciudad en crecimiento desplaza a los medios de transporte antiguos, como el tren, pero en Monterrey, en la cumbre de la industria, este medio viene como guillotina a decapita el tráfico vehicular.

Durante el mandato de Fernando Canales se redujo el servicio de esta máquina pesada y se le puso horario, sin embargo esto ya ha perdido vigencia, y ahora es el principal protagonista de un ahoga vialidad al punto del  colapso.

¿Por qué sucede lo anterior? ¿Qué pasa ahorita? ¿Qué otros intereses tiene el tren mientras paraliza a la ciudad? Porque además del congestionamiento vial, se suman los múltiples accidentes y tragedias a causa del ferrocarril. 

Con información de Joel Sampayo