SYNDY GARCÍA
13 de mayo de 2016 / 09:35 p.m.

Monterrey.- El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, hizo uso de su particular vocabulario para cuestionar los incentivos que se le otorgaron por medio de un convenio a la armadora automotriz, Kia Motors, ubicada en Pesquería.

Sin mencionar el nombre de la empresa, el mandatario estatal criticó la política de administraciones anteriores donde, dijo, se atrajeron inversiones a costa del erario.

"Hemos entregado como 'La Malinche' nuestro estado, a causas que no deben de ser, porque quisimos sacar la nota periodística del momento, ustedes recuerdan cuando un gobernante fue a inaugurar una empresa y la empresa se llevó un gran presupuesto del Estado y por eso nos creció la pobreza.

"Por eso dejamos de hacer muchas cosas, por eso no tenemos suficientes médicos, por eso no tenemos suficiente policía, por eso no tenemos lo que debemos de tener para darle seguridad y certeza a quienes viven, están, le invierten y arriesgan aquí, esa es la verdad, Pesquería es un ejemplo", indicó en su discurso ante empresarios, funcionarios y diputados locales.

En su mensaje, el gobernador de Nuevo León afirmó que con la inversión extranjera que se trajo a costa del dinero público, se han afectado también las condiciones municipales donde no hay capacidad para cubrir las necesidades de Pesquería.

"Es decir, con bombo y platillo hicimos un anuncio, pero destruimos una ciudad, un pueblo y una costumbre, y hoy no tenemos ni siquiera una cárcel, ni siquiera un hospital, ni siquiera los elementos necesarios para que quienes vienen y viven en esta ciudad tengan los elementos necesarios y hay que estar otra vez mamándole la chiche a la vaca, y la vaca está flaca, esa es una realidad.

"Sobre la realidad tenemos que partir, no podemos seguir engañándonos, tenemos que partir sobre una realidad para que eso sea nuestro cimiento y a partir de ahí generar el crecimiento que necesita el estado", manifestó en su discurso al presentar el Plan de Desarrollo Económico 2016-2021.

Al continuar con su mensaje siguió cuestionando los convenios que se realizaron especialmente con empresas extranjeras en administraciones anteriores.

"Me parece increíble que se hayan tomado esas decisiones de una manera increíblemente deshonesta, de una manera irresponsable, en donde estamos destruyendo el crecimiento de una cultura que iba a su paso", dijo.

El mandatario estatal afirmó a su vez que se buscará primeramente incentivar a la empresa local, después a la nacional y por último a la extranjera.

"Los norteños somos capaces de sacar y llevar al estado al liderazgo, pero tenemos que estar todos juntos en ese sentido", dijo.

Agregó que aunque los funcionarios de anteriores administraciones alegaban que Nuevo León estaba en primeros lugares, expuso que se "engañaba" a todo el mundo.