SANDRA GONZÁLEZ
8 de septiembre de 2015 / 05:04 p.m.

Monterrey.- Después de que se diera a conocer que sólo un cinco por ciento de las 409 mil averiguaciones previas iniciadas, reciben sanción por parte de un juez, el Procurador de Justicia de Nuevo León, Javier Flores Saldívar, explicó a Telediario las razones.

Flores Saldívar atribuyó la situación a que las víctimas del delito no ratifican su denuncia o no aportan pruebas suficientes para que un juez otorgue una condena a la persona que cometió el delito.

Mencionó que en el viejo sistema existe la posibilidad de que el ofendido otorgue un perdón, mientras que en el nuevo sistema de justicia penal existe un acuerdo reparatorio por el que también muchas de las denuncias no llegan hasta una consignación por parte del juez.

“Algunos de ellos es por falta de interés de los denunciantes y otros es porque carecemos de elementos para atribuir a alguien del hecho delictivo. […] La idea no es consignar todo, se tiene el interés del estado de perseguir el delito, pero respetando la voluntad del afectado de solucionar vía acuerdo reparatorio el problema que le aqueja.”, dijo el Procurador.

A su vez, puso como ejemplo los casos de violencia familiar, en los cuales se les piden algunas pruebas psicológicas y, ante ello, los afectados deciden ya no seguir el proceso, por lo ‘se quedan en pausa’ y los archivos se quedan sin llegar a un final.

Además, explicó que en los robos tipo cristalazo comúnmente no se tiene más información de los responsables, por lo que la procuraduría hace una georreferenciación de dónde se encuentra el delito y posteriormente proceden a buscar a los responsables.

Para el procurador el 24% es un número aceptable, pues en comparación con la media nacional se encuentran arriba, indicó.

Respecto a los bajos resultados pese a la recompensa que se ofrece en diversos casos, Flores Saldívar indicó que se trata de un método internacional.