REDACCIÓN
19 de julio de 2016 / 06:37 p.m.

MONTERREY. -El abuelo del niño de 4 años que murió el lunes al recibir un balazo permanece bajo investigación, aunque todo indica que el menor recibió un disparo por parte de su hermano mayor, de 8 años, quien permanece bajo la custodia de sus familiares y que por su edad no puede ser interrogado sin autorización de sus padres.

Hasta este martes, la Procuraduría de Justicia desconoce la forma en la que ocurrió la trágica muerte de Gabino de los Santos Martínez, porque el único y principal testigo de los hechos es su hermano mayor, a quien presuntamente trasladaron a Monclova, Coahuila, donde tiene su domicilio.

La muerte violenta del pequeño ocurrió el lunes en la tarde en el domicilio de sus abuelos, ubicado en la calle Río Jordán número 2411 y Hermosillo, en la colonia Mitras Centro.

Trascendió que los resultados de las pruebas periciales y evidencias que los peritos y elementos de la Agencia Estatal recabaron en ese lugar descartan cualquier participación del abuelo de los menores, por lo que podría recuperar su libertad en las próximas horas.

El abuelo, quien es anestesiólogo en el Centro Médico Los Ángeles, ubicado a media cuadra de su domicilio, declaró que se disponía a participar en una cirugía, cuando su esposa llegó a solicitarle auxilio.

Al escuchar la noticia salió corriendo hacia su vivienda y se dirigió hasta donde estaba tirado el pequeño, pero ya no presentaba signos vitales.

Al llegar al lugar, los elementos de la Agencia Estatal sólo encontraron al doctor con el cuerpo de su nieto menor y con el arma calibre .9 milímetros con la que le habían disparado, por lo que quedó bajo investigación.

Aparentemente, el agente del Ministerio Público que integra la carpeta judicial del caso espera resultados de otros estudios para resolver la situación legal del anestesiólogo.

Por lo que se refiere al probable responsable, cuenta con la protección de lo que establece el Código Penal vigente para menores, en el cual no está contemplada ninguna sanción para niños de esa edad, aunque el delito que hayan cometido sea un homicidio.